25 de Julio de 2017

Quintana Roo

Comunidades mayas crecen con turismo sustentable

Los habitantes de Tres Reyes decidieron esforzarse para ser incluidos en el ecoturismo.

La majestuosidad del Cenote de la Vida es admirada por los visitantes. (Rubí  Velázquez/SIPSE)
La majestuosidad del Cenote de la Vida es admirada por los visitantes. (Rubí Velázquez/SIPSE)
Compartir en Facebook Comunidades mayas crecen con turismo sustentableCompartir en Twiiter Comunidades mayas crecen con turismo sustentable
Rubí Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Estrechas veredas en medio de la selva, es lo que comunica a diversas comunidades mayas con el acceso principal y división entre Quintana Roo y el estado de Yucatán, pero unidas todas ellas por el deseo de superación y la búsqueda de un mejor futuro para las nuevas generaciones.

Ejemplo de ello es la comunidad de Tres Reyes, ubicada en el municipio de Lázaro Cárdenas, la cual luego de constatar el avance que alcanzó la localidad vecina Pacchén, teniendo su principal fuente de ingreso el ecoturismo, decidieron esforzarse para obtener la misma oportunidad.

También te puede interesar: ‘Hornean’ proyecto ecoturístico en Lázaro Cárdenas

“He visto muchas cosas en la región, momentos de unión y de pelea, llegadas y partidas, pero jamás he visto conformismo en la gente”, es lo que dijo Erculano Caamal Che, hombre de 80 años, quien ha visto grandes cambios en los últimos 12 años.

“Si bien es cierto que Tres Reyes ha sido de los lugares más acercados a los servicios como transporte, agua y luz, también es cierto que aún así la necesidad era evidente”.

Recargando su mano reseca con algunas manchas propias de su edad en la puerta color turquesa de su hogar, recordó que hasta hace 14 años atrás, el lugar se encontraba descuidado, en especial el Cenote de la Vida, lugar que al no ser visitado, servía como basurero de muchas familias “sin amor por la naturaleza”.

“Ahora sólo los viejos usamos seguido la lengua maya, pero en cada hogar se siguen inculcando la enseñanza y aprendizaje de los pequeños, sólo así no olvidaremos que debemos respetar nuestras raíces”, es la frase con la que se retiró el hombre al interior de su casa, ya que la lluvia comenzaba a arreciar.

En busca de una oportunidad

En el primer acercamiento de los pobladores con Alltournative, la respuesta fue no; sin embargo, se estipuló que si se organizaban y cuidaban la región, las pláticas volverían y fue así como el año siguiente la empresa dijo sí, tras observar los avances y organización de los locales de acuerdo a las peticiones.

“Se unieron para limpiar el cenote, reforestar la zona y dejar el lugar en óptimas condiciones”, es lo mencionado por Natalie Leño Bez, gerente de Relaciones Públicas de la misma empresa, quien considera admirable la capacidad de organización de las familias y el deseo de crear en su zona fuentes de empleo.

La estrecha relación entre ellos permitió también que fuera la primera comunidad en hacer una cooperativa legal que les permite estar legalmente registrados ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Actualmente la comunidad cuenta con 450 habitantes, de los cuales 200 son niños, pero el desarrollo educativo y las fuentes de empleo han permitido que continúen formándose nuevas familias y que aumente constantemente el número de integrantes, platicó Ángel de Jesús Dzib Caamal, vendedor de artesanías, quien desde hace 12 años, cuando se realizó el acuerdo con Alltournative, colaboró como guía y en el mantenimiento del lugar.

Asimismo tienen una sociedad cooperativa integrada por 77 personas y un comité supervisado por Demetrio Poot, quien se encarga de verificar que todas las familias tengan un ingreso y asigna a los habitantes por diversos períodos de tiempo en todas las actividades requeridas para ofrecer adecuadamente el servicio.

Tres Reyes se ha convertido en uno de los principales destinos de la empresa ecoarqueológica, gracias a la majestuosidad de su cenote, escenario para el paso de las aves y hogar de especies como ranas y sapos que los visitantes observan pasar frente a ellos.

Decenas de escaleras y un par de atajos para los intrépidos, son accesos necesarios para adentrarse al cenote y contemplar al alzar la mirada, la flora del lugar, misma que simula debido a su forma y a los metros que se encuentra de distancia, como estalactitas incrustadas en rocas.

Otro factor que ha diferenciado a esta comunidad maya de las otras, es que hace siete años recibió el Distintivo H, reconocimiento que otorga la Secretaría de Turismo (Sectur) y la Secretaría de Salud, a aquellos establecimientos de alimentos y bebidas que cumplen con los estándares de higiene que marca la Norma Mexicana NMX-F605 NORMEX 2004.

“La higiénica preparación y conservación de los alimentos es verificada constantemente”, dijo Noemí Poot Estrella, trabajadora en el área de cocina, quien ha observado de cerca por más de 10 años, el proceso de crecimiento y cambios de procedimiento para mantener los alimentos óptimos al servirse a los visitantes.   

Necesidad en comunidades aledañas

La comunidad de Chechmil, en Yucatán, a 30 minutos de Tres Reyes, trabaja para cubrir sus necesidades y brindar un mejor porvenir para sus habitantes.

Ejemplo de ello es el profesorado de la escuela primaria Salvador Díaz Mirón, quienes debieron trabajar para improvisar un área de juegos infantil, haciendo uso de árboles, ramas y pintura para hacer del lugar algo más agradable. Para Nemesio Dzib Uc, director de la institución, lo único importante es “trabajar en pro de la comunidad”.

Otro ejemplo de ello es la escuela primaria Mártires de Chicago en la comunidad de Uspibil, Chemax, donde una palapa de paja y estuco con estantes de madera y hierro improvisados por los maestros y padres de familia, sirven como biblioteca del lugar, escenario para que pequeños con calzado de plástico y ropa desgastada o rota, busquen información para sus tareas.

Por otra parte, en la comunidad de X-cohuo, en Valladolid, la escuela primaria no cuenta con bardas o rejas que protejan a los pequeños, además de que siendo una escuela de tiempo completo y multigrados, requiere de un mayor espacio para los niños, según palabras de José Javier Hinojosa Dzul, director y único profesor de la institución.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios