24 de Julio de 2017

Cancún

'La Bella y la Bestia' se queda corta ¿Ya viste la película?

La nueva versión de “La bella y la bestia” es buena, pero sobretodo resalta la excelencia de la anterior.

En general, la película es buena, entretenida y disfrutable. (contexto/Internet)
En general, la película es buena, entretenida y disfrutable. (contexto/Internet)
Compartir en Facebook 'La Bella y la Bestia' se queda corta ¿Ya viste la película?Compartir en Twiiter 'La Bella y la Bestia' se queda corta ¿Ya viste la película?
Por Rafael R. Deustúa

“La cenicienta” y “El libro de la selva” fueron los primeros esfuerzos de Disney para actualizar sus animaciones clásicas -de 1950 y 1967- y presumir que podían hacerlo con acción viva; ahora tocó el turno a “La bella y la bestia”, de 1991, un reto de naturaleza muy diferente que ofrece una muy buena película incapaz de superar a su predecesora.

Buscando a su padre, Bella, una hermosa y moderna joven en un antiguo pueblo francés, arriba a un escondido palacio regido por un príncipe que fue maldecido por su vanidad y banalidad. Cambia su libertad por la de su padre, para descubrir un nuevo y mágico mundo en ése sitio.

También te puede interesar: 'John Wick 2', un balazo más y sería ridícula

La historia es casi la misma, con algunos añadidos, de ahí que la versión moderna sea 40 minutos más larga que la animada. En realidad hay escenas que son calcadas de la animación, en recreación de todos los elementos visuales e incluso la toma de cámara y su movimiento, por lo que es inevitable remitirte mentalmente a la anterior, si es que la viste y eso dificulta tomar ésta película de forma independiente.

El director Bill Condon se preocupó de recrear el pueblo y castillo con mayor espectacularidad que en la caricatura, presentando escenografías y vestuarios increíbles. Los sirvientes de la bestia tienen una gran animación digital pero es la bestia misma la que desentona. El problema radica en que es distinto el impacto visual de una caricatura que de la acción real -sobretodo cuando un monstruo ruge a una chica-, asi que “suavizan” un poco a la bestia para evitarlo; curiosamente eso mismo realza al vanidoso Gastón como villano (Luke Evans, gran elección).

Las actuaciones son buenas pero no del todo convincentes. Emma Watson trabaja bien pero pierde credibilidad pues el rostro de la Bestia se nota digitalizado y caricaturizado. El trabajo de Dan Stevens como la Bestia se pierde por que no vemos su rostro y su voz es doblada (Jair Campos, buen trabajo). A Ewan McGregor, Emma Thompson, Stanley Tucci y otros no los vemos sino hasta el final.

Los aspectos técnicos del filme son los que roban cámara, desde la dirección de arte hasta la animación en tercera dimensión de los personajes no hay un solo detalle que descuidaran. La música cuenta con algunas de las canciones clásicas, pero sobre todo nuevas.

En general, la película es buena, entretenida y disfrutable -pudo acortarse un poco, pero no aburre-, pero trata de actualizar una cinta demasiado reciente y demasiado buena como para que lo necesitara -fue el primer largometraje animado nominado al Oscar- y termina opacada por el recuerdo de aquella cinta.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios