Playa del Carmen

Ley de arbolado urbano continúa sin aplicarse

La normatividad obliga a los desarrolladores a dejar el 35% de toda el área como verde.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
En promedio, según la ONU, es que haya 12 metros cuadrados de áreas verdes por habitante. (Adrián Barreto/SIPSE)

En promedio, según la ONU, es que haya 12 metros cuadrados de áreas verdes por habitante. (Adrián Barreto/SIPSE)

Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Al inicio de la administración que termina se planteó aplicar a cabalidad el Reglamento de Ecología para procurar una ciudad verde y arbolada y con mejores viviendas, pero para el arborista Rafael Reynoso Valdez, es una deuda que sigue sin ser cubierta desde hace seis años y que será el reto de los gobiernos que vienen.

“Ya se dijo que se va a reactivar la ley de arbolado urbano; tienen que actualizarla y evitar que se siga deforestando las zonas selváticas, y tener al menos un mejor control. Pero el primer paso que se debe dar es proteger lo que tenemos. Tener un listado de árboels para zonas de amortiguamiento, en los mismos desarrollos de vivienda y comerciales, y para eso está el Reglamento de Ecología”, dijo.

Esa normatividad obliga a los desarrolladores a dejar el 35% de toda el área como verde, pero nadie la cumple. El mismo director de Ordenamiento Ambiental y Urbano, Eduardo Morentín Ocejo, reconoció que ninguno alcanza ese porcentaje, y en algunos fraccionamientos el problema se agudiza.

También te puede interesar: Manifestantes contra el Hotel Azul Fives, por violar leyes mexicanas


“Para el desarrollador es muy sencillo quitar y luego poner árboles, pero trabajamos en especial Villas del Sol. El volumen de casas es grande, es el más grande con más de 16 mil viviendas. Estamos haciendo trabajos conjuntos para mitigar esto porque es una denuncia constante, y sobre todo la generación de espacios públicos dignos”, dijo.

"El primer paso que se debe dar es proteger lo que tenemos"  

Algunos esfuerzos hechos como el de Plant for the Planet y la Dirección de Medio Ambiente para reforestar se quedan cortos frente al desarrollo apabullante, porque no solo no se respeta el porcentaje de terreno como área verde, sino porque lo que los desarrolladores entregan como tal son jardines -que no árboles o plantas- que forman parte de las mismas viviendas en la modalidad.

“Reforestando Solidaridad que se hizo en este trienio con Plant for de Planet son esfuerzos muy pequeños comparados con la deforestación que se hace día con día. En promedio, según la ONU, es que haya 12 metros cuadrados de áreas verdes por habitante según la ONU, pero estamos lejos, muy lejos de eso”, comentó Reynoso Valdez.

Opinó que a nivel municipal el Ayuntamiento debe modificar sus reglamentos para que esas recomendaciones se vean en la práctica. El regidor Emilio Tamargo Navarro y el síndico Emmanuel Hedding Medina plantearon incluso modificar el Reglamento de Construcción, que es la base de la tramitología de los permisos para edificar, pero tampoco se hizo.

Juan Carlos Pereyra Escudero, quien regresa al Congreso del Estado, pretende impulsar otra vez la ley de arbolado urbano, con lo que se impediría a los desarrolladores exterminar los árboles al borde del ecocidio.

En la legislatura XIII él propuso esa ley, misma que por presiones de los empresarios constructores nunca subió al pleno, pese a que tenía el respaldo de las organizaciones ambientalistas.

“Se ha hecho esfuerzos de ir modificando los reglamentos pero no se han publicado. El problema son los desarrolladores”, sentenció Rafael Reynoso.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.