Cancún

Los pupitres de tus hijos; lo más sucio de las escuelas

Las mesas de los niños son hasta 400 veces más bacterias que los retretes.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
El problema de la higiene no solo está en el suelo. (Contexto/ Vanguardia.com)

El problema de la higiene no solo está en el suelo. (Contexto/ Vanguardia.com)

Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- El lugar más sucio de un colegio no son los baños. Es un objeto que está en continuo contacto con los alumnos: el pupitre. Eso es lo que asegura un estudio encargado por la empresa de soluciones higiénicas de PHS Serkonten, en cuyas conclusiones se puede leer que las mesas de los niños son hasta 400 veces más sucias que los retretes.

De acuerdo al portal informe21.com, en el mismo trabajo se especifica que solo el 22% de los profesores y estudiantes se lava las manos antes de comer en el comedor de su centro escolar. Esta falta de higiene, junto con la porquería acumulada en los pupitres, es el responsable de nada más y nada menos que el 60% de las enfermedades en el entorno escolar, sobre todo entre niños de tres a seis años, siempre según los autores del estudio.

También te puede interesar: ¿Sabías que hay una App de capacitación que no consume datos?

Enfermedades como la gripe se puede contagiar no solo de manera directa -respirando el virus que sale de la boca o de la nariz de una persona enferma- sino también de manera indirecta: las partículas con virus se depositan en las manos y en objetos que quedan contaminados y al tocarlos, se puede contagiar (el virus puede sobrevivir desde 5 minutos hasta 1 o 2 días). Así, un asiento del autobús, una silla o un pupitre pueden ser lugares en los que esta enfermedad se propague. Si con las manos contaminadas nos tocamos la nariz, la boca o el ojo, el virus puede entrar por la mucosa e infectarnos.


Cultivo de enfermedades

Según PHS Serkonten el 70% de la suciedad presente en las aulas de los colegios proviene de las suelas de los zapatos. Pero el problema de la higiene no solo está en el suelo. También lo está en el aire. Una estancia mal ventilada puede hacer que el nivel de calidad de lo que respiramos sea inferior. De acuerdo a los autores del trabajo, esta circunstancia sería la responsable de una pérdida del 10% en la productividad, y un caldo de cultivo para posibles enfermedades.

Para solucionar todos estos problemas, además de recomendar una limpieza en profundidad del mobiliario y también una mejora en la higiene de los alumnos y docentes, Serkoten aconseja la colocación de plantas naturales para que el aire se renueve y “aumentar los niveles de positividad y reducir los de estrés o irritabilidad”.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.