Bacalar

Necesitan $800 millones para prevenir la contaminación lagunar

Tratan de proteger y preservar el ecosistema lagunar.

ENVÍA
  • Compartir por whatsapp
Parte toral del desarrollo turístico de Bacalar, se basa en el cuidado de la laguna. (Javier Ortiz/ SIPSE)

Parte toral del desarrollo turístico de Bacalar, se basa en el cuidado de la laguna. (Javier Ortiz/ SIPSE)

Javier Ortíz/ SIPSE
BACALAR, Q. Roo.- El ayuntamiento de Bacalar, presentará en los próximos días a la federación un proyecto integral para la ciudad de Bacalar de alrededor de 800 millones de pesos, que buscará acabar con la contaminación que sufre la Laguna de los Siete Colores, el mejoramiento de vialidades y fisonomía del Pueblo Mágico.

Alexander Zetina Aguiluz, presidente municipal de Bacalar, señaló que son acciones primordiales para el desarrollo de la cabecera municipal, pues se trata de proteger y preservar el ecosistema lagunar que motiva a que cada año lleguen miles de visitantes de diversas partes del país y del mundo entero a disfrutar de las frascas aguas de la laguna.

También te puede interesar: ''Es momento de cambiar la mentalidad de los productores del campo''

Indicó que parte total del desarrollo turístico de Bacalar, se basa en el cuidado de la laguna: “la gente llega por nuestra laguna, se está contaminando”, dijo el edil tras señalar que gran parte de esta contaminación se debe a que gran parte de los habitantes siguen utilizando los llamados sumideros, que son excavaciones subterráneas donde van a parar los desechos humanos.


Para ello propuso la necesidad que las familias utilicen biodigestores donde no cuentan con servicio de drenaje sanitario y en las zonas donde tiene el servicio, crearles conciencia para que se conecten y dejen de contaminar el manto freático que por su cercanía con la Laguna de los Siete Colores, provoca contaminación directa.

Aseveró que incluso la mayoría de las casas que se encuentran en la avenida Costera, que es la que rodea el cuerpo lagunar, no cuentan con servicio de drenaje sanitario y continúan utilizando los sumideros tradicionales y en algunos casos, cuentan con biodigestores, pero son los menos.

Temporadas vacacionales

Aunque en estos casos, abundó diciendo que la mayoría de estas viviendas ya no son casas de verano, como lo fueron en un principio, sino centros de hospedaje que albergan a familias enteras en temporadas vacacionales, que producen gran cantidad de aguas negras que van a parar al subsuelo y por consiguiente, a la laguna.

“Dotarlos de drenaje, la calle, banquetas y luminarias, es un proyecto de alrededor de 800 millones de pesos, que no sé si me lo van a autorizar en estos dos años, pero tenemos que dejar el antecedente”, dijo.

DEJA UN COMENTARIO:

Tu E-Mail no será mostrado.
Lee nuestras políticas de comentarios,
políticas de privacidad y términos y condiciones.