Agencia
ESTADOS UNIDOS.- Manny Pacquiao, que hace muy poco tiempo se dijo libre de cualquier promotor, habría revelado a parte de su equipo que antes de buscar cualquier otro combate, nada le encantaría más que enfrentarse por segunda ocasión al estadounidense Floyd Mayweather, quien no sube al ring desde hace un año, cuando ganó al artemarcialista Conor McGregor.

Pacquiao, de 39 años y marca de 60-7-2 y 39 nocauts, fue nombrado hace unos días para enfrentar a Vasiliy Lomachenko o Terence Crawford tras una reunión que sostuvo la semana pasada con el promotor Bob Arum, mandamás de la empresa Top Rank; sin embargo, van a explorar muchas más opciones antes que esa.

También te puede interesar: México cae un lugar en el nuevo ranking de la FIFA

Las ganancias que arrojó la primera pelea entre Pacquiao y Mayweather excedieron los 500 millones de dólares; sin embargo, el costo fue muy alto debido a que la batalla estuvo muy lejos de ser espectacular por un dominio absoluto de Floyd, que Manny acusó debido a una lesión en un hombro.

Arum dijo en su visita a Filipinas que a Manny Pacquiao le quedaban tres peleas en el profesionalismo, una este año y dos más en 2019 antes de enfocar toda su energía a lo que ha sido un secreto a voces, la presidencia de su nación, lo cual hace pensar que va a buscar las peleas que más dinero le dejen cuando el legado que ha construído ha sido sensacional.

Con Pacquiao siendo su propio promotor y Mayweather, de 41 años y marca de 50-0 con 27 nocauts, también siéndolo desde hace tiempo, el acuerdo entre los peleadores podría ser incluso más rápido, y si las proyecciones son buenas, calculando al menos la mitad de los ingresos por esa nueva contienda, seguramente tendrán el interés de concretarlo.

Es cierto que la primera pelea decepcionó a muchos que no vieron al demonio filipino que esperaban sino a un peleador dominado por la inteligencia y habilidades del mejor peleador estadounidense de los últimos años y eso jugaría en su contra, pero de cualquier forma no hay otro combate que ayude a Manny a hacer mucho más dinero que el de Mayweather.

Con ese proyecto en la mesa, se espera que en los próximos días o semanas, el filipino muestra el interés y verá si entonces Mayweather toma el anzuelo para otra pelea con ganancias multimillonarias.

Con información de ESPN