Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente electo Andrés Manuel López Obrador descartó que la ampliación del trazo para el proyecto de Tren Maya vaya a provocar daños ambientales u otras consecuencias.

Al utilizar derechos de vía ya existentes y en posesión del Gobierno Federal, el impacto ambiental del Tren Maya será menor, afirmó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

“No se va a tirar ni un árbol, ni se afectará ninguna reserva ecológica. Se va a cuidar el medio ambiente”, ofreció.

También te puede interesar: Los funcionarios públicos no recibirán seguro médico: Obrador

El pasado martes, el futuro mandatario anunció la ampliación a casi el doble del proyecto original que había anunciado para la construcción del Tren Maya, un proyecto con propósitos turísticos de mil 500 kilómetros, que pasará por zonas de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

López Obrador amplió algunos aspectos del proyecto, pues expuso que, además de pasajeros, habrá tren de carga y tren rápido.

En 24 horas surgieron cuestionamientos al impacto ambiental del proyecto, que el político tabasqueño minimizó.

“No habrá daño ambiental porque se utilizarán los derechos de vía del Ferrocarril del Sureste en la mitad del tramo, y en la otra mitad va a ser el derecho de vía de la carretera y de las líneas de la Comisión Federal de Electricidad”, añadió.

En respuesta a quienes plantearon que la obra se consulte, el presidente electo dijo que la consulta comenzó desde su campaña, pues cuando visitaba esa zona la gente recibía con agrado el proyecto.

Con información de Proceso y Excélsior.