12 de Diciembre de 2018

Yucatán

Cómo vivir el último capítulo de nuestra vida

En la vejez vemos la vida de manera más profunda y serena. Sabemos que no hay mal que dure cien años, ni tan mala suerte que lo sostenga.

Para los adultos mayores, los intereses, metas e incentivos emocionales se vuelven más importantes que los simplemente materiales. (Notimex)
Para los adultos mayores, los intereses, metas e incentivos emocionales se vuelven más importantes que los simplemente materiales. (Notimex)
Compartir en Facebook Cómo vivir el último capítulo de nuestra vidaCompartir en Twiiter Cómo vivir el último capítulo de nuestra vida

SIPSE.com
MÉRIDA, Yuc.- Platicando con los abuelos, decíamos que al comenzar a vivir el último capítulo de nuestra existencia, suelen cambiar la perspectiva y los intereses de nuestra vida.

De acuerdo con la teoría sobre el ‘cambio motivacional en la vejez’, los cambios que verdaderamente nos impactan, no se deben a la pérdida de resistencia física, ni a los cambios muy complejos en nuestro organismo; ni siquiera a los notables cambios que se dan en nuestra imagen corporal propios del envejecimiento.

Los cambios cualitativos y verdaderamente importantes durante nuestro envejecimiento son resultado de una nueva perspectiva desde donde podemos ver la vida y de otro tipo de intereses que podemos proponernos alcanzar. Aquí –exhorté- se encuentra el secreto de un envejecimiento exitoso y feliz. 

¿Qué es lo que haría cambiar nuestra perspectiva y nuestros intereses durante el envejecimiento?

1. Ver la vida de manera más profunda y serena que antes. Ya que, por experiencia y años, sabemos el esfuerzo, el sacrificio y el tiempo que cuesta lograr los sueños y proyectos de vida. Por otro lado, por experiencia propia conocemos los caminos y acciones que llevan al fracaso. Sabemos que no hay mal que dure cien años, ni tan mala suerte que lo sostenga. Lo anterior nos puede ayudara ver los sucesos y acontecimientos -faustos o infaustos- de la vida cotidiana, de manera más profunda y serena.

2. Los intereses, metas e incentivos emocionales se vuelven más importantes que los simplemente materiales por los que solíamos afanarnos años atrás. Durante el envejecimiento solemos buscar relaciones más estrechas con los demás. Aprendemos a elegir intereses y actividades más significativas para la etapa que estamos viviendo y buscamos satisfacerlas con personas más relevantes para nosotros. Esto puede hacer que nuestro grupo humano y nuestras actividades sociales se vayan reduciendo, pero con relaciones y actividades mucho más significativas y gratificantes para nosotros que las de antaño.

En conclusión, cuando nos decidimos a envejecer para seguir viviendo, descubrimos que el último capítulo de un libro puede ser -para su autor y para sus lectores- mucho más apasionante y motivador que la obra entera.- Antonio Alonzo Ruiz,Psicólogo Clínico. Psicoestimulación y psicoterapia. [email protected]

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios