13 de Diciembre de 2018

Yucatán

Agradecen a Dios regalo de la vocación sacerdotal

Los presbíteros Patricio Sarlat Flores y Francisco Kantún Medina celebran 24 años de ordenación.

En la misa de aniversario de ordenación, los concelebrantes renovaron sus votos sacerdotales. (Mauricio Palos/SIPSE)
En la misa de aniversario de ordenación, los concelebrantes renovaron sus votos sacerdotales. (Mauricio Palos/SIPSE)
Compartir en Facebook Agradecen a Dios regalo de la vocación sacerdotalCompartir en Twiiter Agradecen a Dios regalo de la vocación sacerdotal

Claudia Ortiz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- La capilla del Seminario Mayor estuvo de fiesta con la celebración del 24 aniversario de ministerio sacerdotal del presbítero Patricio Sarlat Flores, quien estuvo acompañado del Pbro. Francisco Kantún Medina, junto a quien el 9 de mayo de 1990 compartió la dicha de su ordenación.

La capilla lució a toda su capacidad gracias a la presencia de familiares, amigos y seminaristas que deseaban acompañar al padre Sarlat en esta fecha tan significativa para él y para su compañero el presbítero Francisco Kantún, con quien concelebró una misa en la que participaron estudiantes del Seminario Mayor.

Antes de la misa, todos los presentes, guiados por los seminaristas, rezaron el santo rosario, que en primera instancia fue ofrecido por los sacerdotes, y en especial para los presbíteros Sarlat Flores y Kantún Medina.

Al inicio de la misa, el padre Sarlat oró por las mamás vivas y difuntas y por los cumpleaños de los párrocos de las iglesias de Akil y Oxkutzcab, para luego continuar con la celebración eucarística.

Durante su mensaje a los feligreses que lo acompañaron, el padre Sarlat Flores dijo que eligió el seminario para celebrar este aniversario por una doble razón, en primer lugar porque en él ha pasado 19 años de su vida, ocho como estudiante y 11 como formador, además de la estrecha relación, cercanía y gratitud que tiene con el padre Jorge Laviada, rector del Seminario.

Entre otras cosas, el padre Sarlat aseguró que ha llegado a la conclusión de que ha sido muy feliz con todos los encargos que ha recibido durante estos 24 años de vida sacerdotal,  ya sea como vicario, estudiante en Roma o párroco de iglesias como la de San Rafael Arcángel, en la colonia Chuminópolis.

Agregó que como formador, el mensaje que puede dejar a los seminaristas es prepararse para servir y abrir su corazón para ser discípulos y misioneros.

Los padres Sarlat Flores y Kantún Medina recibieron felicitaciones de quienes los acompañaron en esta fecha tan especial.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios