20 de Octubre de 2018

Yucatán

Cruda realidad: alcoholismo aumenta en Yucatán (gráfica)

La intoxicación por alcohol se manifiesta en tres formas: leve, moderada y severa. Expertos piden no subestimar la dimensión del problema.

Las actividades que realizan en Alcohólicos Anónimos son gratuitas y no reciben donaciones. (Milenio Novedades)
Las actividades que realizan en Alcohólicos Anónimos son gratuitas y no reciben donaciones. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cruda realidad: alcoholismo aumenta en Yucatán (gráfica)Compartir en Twiiter Cruda realidad: alcoholismo aumenta en Yucatán (gráfica)

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Además de ubicarse en primer lugar de casos de intoxicación aguda por alcohol desde hace tres años, Yucatán superó su propia estadística de 2012 a 2014 en el periodo de enero a septiembre, de acuerdo con registros de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud federal (SSA).

Por ejemplo, en el 2012 se registró seis mil 491 casos, en 2013, siete mil 50 casos y este año hasta el mes de septiembre se reporta ocho mil 794 casos.

Una gastroenteróloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, Brenda Herrera Chi, explicó que la intoxicación alcohólica aguda se produce cuando se bebió en breve tiempo una cantidad de dicho líquido que el hígado no alcanza a metabolizar o desechar.

“Al entrar en el torrente sanguíneo, el alcohol se distribuye por todo el organismo; cuando llega al hígado, éste se encarga de transformarlo en sustancias inofensivas para el cuerpo, pero su capacidad para metabolizarlo es limitada”, indicó.

Precisó que el alcohol que no se metaboliza por dicha vía permanece en el cuerpo por varias horas y se distribuye a otras partes, alterando así las funciones de diversos órganos.

La especialista dijo que puede manifestarse de tres formas: leve, en esta etapa hay incoordinación, mareo, la persona habla mucho, se muestra desinhibida y eufórica. También hay somnolencia, visión doble, aumento de la frecuencia cardiaca y respiración rápida.

La siguiente etapa es la moderada; en ésta se alternan fases de tristeza y agresividad, la persona llora o ríe indistintamente, hay alteraciones de la percepción y de la memoria, mareos y desorientación.

“Una persona que tiene congestión alcohólica presenta alteraciones serias del estado de conciencia, baja frecuencia cardiaca y respiratoria, requiere atención médica urgente; no atenderla rápidamente puede tener un desenlace fatal”, apuntó.

Por último está la severa congestión alcohólica, la cual se trata de una situación extrema en la que, debido a la alta concentración de alcohol en el organismo, se inhiben las funciones básicas involuntarias del cuerpo y puede llevar a un desenlace fatal si no se atiende a tiempo.

En casos graves, la sobredosis de alcohol puede producir crisis convulsivas, estupor, coma profundo e incluso la muerte por depresión respiratoria.

'No es una simple borrachera'

“Es importante erradicar la idea de que una intoxicación alcohólica es una simple borrachera, pues de esta manera se minimiza la importancia del problema: una persona que consumió alcohol en exceso puede estar a un paso de la congestión alcohólica”, puntualizó.

El subdirector de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado (SSE), Manuel Ruiz Mendoza, mencionó que el consumo de alcohol está arraigado en la cultura y se puede observar en eventos sociales y familiares, “por lo que es un detonante de diversos problemas sociales, como son la violencia, delincuencia y abandono escolar y laboral”.

“Este fenómeno se extiende a todos los sectores y clases sociales, de igual manera se observa un incremento en el consumo de alcohol en las mujeres, iguala en algunos casos el consumo que los hombres”, refirió.

Mencionó que para el alcohólico no existe curación, sino un control, por lo que los grupos de AA son fundamentales para lograr el cambio que redunda en una mejor vida.

Señaló que la causa de la dependencia al alcohol es multifactorial, puede ser de origen genético, formativo, por influencias o tipo de personalidad, entre otros.

Accidentes
  • Especialistas del área de Urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán señalaron que el 50 por ciento de los casos atendidos por accidentes automovilísticos y riñas se encuentra relacionado el consumo excesivo de alcohol, sobre todo en adolescentes.
  • Las personas que se encuentran en estado de intoxicación alcohólica leve no necesitan un tratamiento especial, pero se debe vigilar su postura al dormir para evitar la broncoaspiración. 
  • En la intoxicación alcohólica moderada se recomienda llevar a la persona al hospital para evaluar si necesita de algún tipo de tratamiento.

Piden proteger más a los jóvenes de las 'garras del vicio'

Mientras tanto, el delegado de AA Mérida Uno, Antonio U, indicó que cada vez hay más jóvenes afectados por el alcohol, situación que es alarmante y por la cual se tiene que trabajar de forma puntual con este sector de la población para que no pierdan valiosas oportunidades en la vida. 

“A nuestra agrupación llegan jóvenes casi igual que adultos, incluso con doble estigma, drogadicción y alcoholismo, por lo que se abren grupos de jóvenes. También tenemos casos de niños de 12 años en nuestra agrupación”, subrayó.

Expuso que de acuerdo con los testimonios de sus compañeros se observa que el alcoholismo es un “síntoma” o respuesta a otros factores, de tal forma que el problema del enfermo alcohólico se detona principalmente por conflictos familiares.

“A través de los años es recurrente que cuando las personas dan sus testimonios se detone que el alcoholismo fue una fuga a diversos problemas, sobre todo de la familia, que arrasan y hay personas que somos más débiles y caemos en esta situación”, comentó.

Dijo que en ocasiones se presenta un total abandono de la familia, por lo que es apremiante que en las reuniones que realizan se tenga algo novedoso para la juventud y no se sientan regañados, manejados o tratarlos como si fueran sus hijos.

Precisó que en los centros de servicio hay jóvenes sirviendo, lo que es una buena perspectiva, ya que la esperanza está puesta en ellos, en que puedan seguir realizando la labor de AA, “que sean los padrinos del futuro, que apoyen a más gente que cae en el alcoholismo”.

Antonio U agregó que recibe el apoyo de las autoridades estatales a través de la Subdirección de Salud Mental de la Secretaría de Salud del Estado (SSE) para la realización de diferentes eventos.

“Tenemos varias actividades que realizamos con ellos, como las semanas de compartiendo esfuerzos, del interno alcohólico en el Cereso, del encamado alcohólico, y la del joven alcohólico”, apuntó.

Advierten de personas que lucran con el nombre de AA

Por otro lado, integrantes de Alcohólicos Anónimos (AA) en el Estado alertaron a la población para que no caigan en manos de personas que lucran a nombre del trabajo que realizan, el cual es gratuito. 

Wenceslao, integrante del cuerpo colegiado “Junta de servicios generales”, que custodia este organismo a nivel nacional, indicó que todos los servicios que efectúan tanto integrantes, grupos, comités u oficinas de AA son gratuitos, no realizan campañas para colectar fondos, ni aceptan donativos oficiales o de personas ajenas a su comunidad.

“Esto es personal, no tenemos apoyo económico de alguna institución, sea gubernamental o no; lo hacemos de conocimiento de la población para evitar que sean sorprendidos por personas que pretenden solicitar apoyo a nombre de este organismo”, apuntó.

Explicó que se sostienen con sus propias contribuciones; cuando se abre un grupo y se juntan más de 20 personas se busca abrir otro, para lo cual algunos de los integrantes se dan a la tarea de encontrar algún sitio en esa comunidad donde se detecte la demanda y que no exista otra agrupación.

Refirió que la gente debe saber que Alcohólicos Anónimos no son cuatro paredes ni un grupo, “somos una comunidad local, estatal y mundial, una fraternidad en donde el alcohol que antes destruía a sus integrantes ahora los une”.

El Estado está dividido en tres áreas: Yucatán 1, que tiene su sede en Mérida; Yucatán 2, en Valladolid, y Yucatán 3, en Tekax, con un promedio de 520 agrupaciones y cinco mil personas. 

“En cada grupo son 10 miembros, aproximadamente; son más hombres que mujeres, pero a comparación de otros años, ya se ve más parejo el panorama, y sobre todo, llegan cada vez más jóvenes”, apuntó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios