25 de Septiembre de 2018

Yucatán

'Hay que vivir bien y feliz'

Alis García Gamboa, Coordinadora Estatal de Salvemos una Vida A.C es miembro activo de ocho organizaciones civiles.

Alis García Gamboa es parte fundamental del programa Salvemos una Vida, que se transmite en el  100.1 FM de Grupo SIPSE y se publica en  MILENIO NOVEDADES, y por Internet en www.sipse.com. (Juan Carlos Albornoz/Milenio Novedades)
Alis García Gamboa es parte fundamental del programa Salvemos una Vida, que se transmite en el 100.1 FM de Grupo SIPSE y se publica en MILENIO NOVEDADES, y por Internet en www.sipse.com. (Juan Carlos Albornoz/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Hay que vivir bien y feliz'Compartir en Twiiter 'Hay que vivir bien y feliz'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Con la máxima de vida: “Hay que vivir bien, vivir feliz”, Alis García Gamboa se conduce desde niña por la brecha del altruismo, de la mano de Dios, la familia y la gente dispuesta a comprometerse para ayudar a los sectores vulnerables.

Nacida en una familia de espíritu solidario, en la que los principales impulsores eran su abuelo Camilo Gamboa Rivero (q.e.p.d.) y sus papás (Andrés García Lavín (q.e.p.d.) y Ana María Gamboa Fajardo su participación en acciones de apoyo a personas que viven en desventaja social se dio de manera natural hasta convertirse en su proyecto y misión de vida.

Actualmente, es miembro activo de ocho organizaciones civiles y ayuda a otro tanto involucrándose en diferentes causas, conjugando esta tarea con su formación continua y teniendo como prioridad a su familia.

Primeros pasos

“Desde niña veía que mis papás y mi abuelo siempre ayudaban. Mi abuelo Camilo me llevaba al sur de Estado, donde apoyaba en diferentes necesidades. Cuando iba, notaba que los niños carecían de muchas cosas, y cuando regresábamos, preparaba bolsitas de dulces para ellos. Mientras él atendía a los adultos yo regalaba una alegría a esos pequeños”, rememoró.

Con formación básica y media superior en el Colegio Mérida, Alis García creció con una clara visión de la ayuda al prójimo, gracias a los apostolados; en esas actividades se dio cuenta que los enfermos, más allá de medicinas, requieren una atención digna y amable, así como cariño para que su curación sea más significativa.

Esta motivación la llevó a estudiar Auxiliar de Enfermería en la Escuela “Ma. Elena Maza Brito” de la Ciudad de México. Con este espíritu, fue misionera en el pueblo de San Carlos, Tabasco, con las religiosas de Jesús María durante las afectaciones del volcán Chichonal y realizó prácticas en Administración en el Hospital General en México, D. F.

De integrante a líder de causas

Dicen que el propósito en la vida debe ser tener una vida con propósito y la de Alis García Gamboa es un ejemplo. Cuando cursaba la Licenciatura en Administración de Empresas, que le dio las bases para coordinar proyectos, comenzó el trabajo con la Asociación de ExAlumnas del Colegio Mérida, de la cual fue presidenta y desarrolló obras sociales.

"Aunque yo esté mal, siempre hay alguien que la está pasando peor", dice la Presidenta vitalicia del Patronato Vida Humana Integral

Por su trabajo sobresaliente, fue invitada a ser presidenta de Damas Voluntarias de Cruz Roja Mexicana Delegación Mérida, se convirtió en coordinadora estatal de Delegaciones de Cruz Roja Mexicana, y durante su labor, le ofrecieron el puesto de delegada estatal. 

Fue mediadora de los conflictos que se suscitaron a nivel nacional en uno de los momentos más críticos de la organización, ya que se tenía una percepción negativa de lo que se hacía en Yucatán, pero logró fortalecer el equipo de voluntarios y mejoró el trato de los profesionales de la salud ante los enfermos. 

Durante 12 años sirvió a esta benemérita institución, satisfecha de proyectar no sólo la imagen de Cruz Roja, sino por haber participado en la ampliación de las delegaciones en el Estado.

Fundando acciones

En un contexto complejo sobre el tema del VIH, en el que la ignorancia provocaba que familias rechazaran a sus enfermos hasta tratarlos de manera inhumana, surgió una propuesta del entonces Arzobispo de Yucatán Manuel Castro Ruiz (q.e.p.d.), quien la convocó para ser impulsora del Patronato Vida Humana Integral A.C., del cual fue consejera, líder y actualmente Presidenta Vitalicia, apoyando las acciones de ayuda a las personas con VIH-Sida.

Como parte del trabajo constante, convocó gente comprometida, expresidentes de la Cruz Roja, personajes reconocidos en materia de salud y de la sociedad para trabajar en pro de las personas con el virus y construir una de las obras más importantes, el albergue “La Misericordia de Dios Padre”, que brinda atención gratuita.

De forma paralela, el Dr. Gaspar Baquedano y el antropólogo Guillermo Alonso, tras presentar con éxito el programa Salvemos una Vida en un congreso, llamaron a García Gamboa para formar parte del proyecto.

Alis García, con el antecedente de su trabajo en la Cruz Roja, donde recibían 30 intentos de suicidios al mes, no dudó en formar parte de la iniciativa y se convirtió en fundadora y coordinadora estatal del programa. El proyecto creció y actualmente cuenta con una red de servicio a la comunidad con 33 instituciones no gubernamentales.

El valor de la información que se maneja en este espacio llevó al programa a la plataforma de los medios de comunicación, primero en radio, con enlaces, luego fijo en 100.1 FM de Grupo SIPSE, e impreso en MILENIO NOVEDADES, y por Internet en www.sipse.com. 

Perfil
  • Alis García de Ortiz nació en Mérida el 22 de mayo de 1955.  
  • Presidenta del Patronato de la Beneficencia Pública del Estado de Yucatán.
  • Presidenta vitalicia del Patronato Vida Humana Integral.
  • Coordinadora Estatal de “Salvemos una Vida A.C”.
  • Miembro del Patronato de D.A.R.E. Drug Abuse Resistance Education (Educación contra el abuso de la drogas)
  • Coordinadora de Aval Ciudadano del Hospital O’Horán.
  • Miembro de Cultura Yucatán AC.
  • Coordinadora del Albergue del hospital O’Horán para parientes sin recursos de los enfermos hospitalizados.
  • Integrantes de la Red Pro Yucatán. 
Trayectoria
  • El 24 de octubre de 1996, Presea al Mérito “Aguila de Oro” de la Asociación Mexicana de Periodistas, A.C.
  • El 22 de noviembre de 1997, Presea Nacional al Mérito “Guillermo Barroso Corichi” de la Cruz Roja Mexicana.
  • El 8 de diciembre de 2006, Ammeyuc, reconocimiento a la responsabilidad social.
  • En noviembre 2009 AMMJE Corazón de Oro, ayuda a la comunidad.
  • En 2010 Medalla Héctor Victoria Aguilar, distinción que otorga el Congreso del Estado de Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios