25 de Septiembre de 2018

Yucatán

Jovenes 'modernizan' la tradición de la filigrana

Georgina Duarte y Joana Valdez, licenciadas en Diseño de Productos, retoman la antigua técnica yucateca para confeccionar piezas de joyería.

Las emprededoras Georgina Duarte Suárez y Joana Valdez Bojórquez  venden sus productos en cuatro continentes y esperan expandirse más. (Milenio Novedades)
Las emprededoras Georgina Duarte Suárez y Joana Valdez Bojórquez venden sus productos en cuatro continentes y esperan expandirse más. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Jovenes 'modernizan' la tradición de la filigranaCompartir en Twiiter Jovenes 'modernizan' la tradición de la filigrana

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Georgina Duarte Suárez y Joana Valdez Bojórquez son dos jóvenes egresadas de la carrera de Diseño de Productos de la Universidad Modelo. 

Ellas valoran la técnica de la filigrana yucateca y la reinterpretan con un estilo contemporáneo y creativo, que ofrece piezas únicas, que van ganando terreno en distintos puntos en Yucatán y la capital del país. Su distribución abarca cuatro continentes. 

Ambas fundaron en 2009  Amandina Joyería en Filigrana y gracias a su propuesta estética figura en revistas especializadas al nivel nacional e internacional.

¿Cómo nació Amandina, por qué apostar a la joyería como proyecto profesional y de vida?

Nos inspiramos al ver a las mestizas llevar orgullosas la joyería en filigrana. Observamos lo bella y delicada que era y nos dimos cuenta al platicar con algunos artesanos que podíamos hacer nuestros propios diseños, sin limitarnos a los diseños que ya existían en las tiendas. 

Así, podríamos llevar la tradición yucateca a más gente, incluidos los jóvenes y al mismo tiempo promoveríamos la filigrana para que los artesanos nunca dejen de hacer su arte. 

Creemos que vale la pena apostar en Amandina como proyecto profesional y de vida, porque sabemos que estamos haciendo algo con mucha tradición, la marca tiene una esencia única que hace que la persona que la porta no sólo se vea muy guapa, sino interesante, pues viste un accesorio que tiene una cultura inconmensurable. 

¿Cuál es su perfil académico?

Las dos estudiamos Diseño de Productos en la Universidad Modelo. Ahí nos conocimos. Posteriormente Georgina tomó cursos de joyería y accesorios en Parsons The New School of Design y en F.I.T., en Nueva York.

¿Cómo lograron pasar de la idea a tener su propia marca?

Lo platicamos y vimos que las dos estábamos dispuestas a tomarnos el proyecto en serio, así que lo primero que hicimos fue apostar por él e ir a una feria de diseño en la Ciudad de Méxicocon un stand tan profesional que nadie creería que empezamos un mes antes.

¿Qué consideraciones tomaron para emprender, qué observaron de su competencia?

Observamos que la oferta de diseño mexicano, especialmente en moda y joyería era muy limitada, casi inexistente a nivel nacional. 

No había nada para jóvenes, o al menos nada que nos diera ganas de usar. Así que empezamos a hacer joyería para nosotras y de ahí creció a lo que es ahora, ahora se vente en las tiendas más importantes como Saks Fifth Avenue México, en nuestra tienda online y en boutiques muy especiales en Mérida, México y en ciudades en cuatro continentes.

¿Cuál consideran que es el valor agregado de sus diseños respecto a los que se ofertan?

Amandina es una marca única. Nos enorgullecemos de hacer joyería con historia y tradición yucateca que al mismo tiempo sigue las tendencias actuales de moda y diseño. 

Por esto es fácil usar Amandina “playando” por Chicxulub o por las calles de Nueva York, por ejemplo.

¿Cómo fue su proceso de financiamiento?

Empezamos con un poco de dinero propio. Luego, durante dos años el 100% de lo que ganamos de las ventas de Amandina lo reinvertimos en producción, así fue como logramos aumentar nuestros puntos de venta y logramos que la gente nos empezara a conocer a nivel local y nacional. Esto lo pudimos hacer porque en esos dos años seguíamos siendo estudiantes. 

¿Cómo lograron sus primeros puntos de venta?

Nuestro primer punto de venta fue 18.08 suite de mode, la primera tienda en Mérida que empezó a promover el diseño nacional, gracias a la visión de sus fundadores Abby Méndez y su esposo. 

Recuerdo que fuimos bastante nerviosas a ofrecerle nuestra primera colección para que la vendiera en su tienda; fue la primera vez que le mostrábamos nuestro proyecto a alguien fuera de nuestra familia y amigos y no sabíamos qué iba a pasar, pero por suerte le encantó y vendimos con ella hasta que decidió cerrar la tienda hace poco. 

Los demás primeros puntos de venta los conseguimos mediante la feria a la que fuimos en México DF y las revistas de moda que empezaron a publicarnos.

¿Actualmente dónde se pueden adquirir sus diseños?

En Mérida, Ciudad de México y el resto del mundo, ya que tenemos puntos de venta en Nueva York, Taiwán, Londres, Miami, Praga y Melbourne.

¿Cómo influyó su juventud en el proceso de emprendimiento; fue fácil o complejo y por qué?

Fue fácil en el aspecto de que pudimos darnos el lujo de reinvertir todo lo que ganabamos durante dos años. Esto nos ayudó a crecer. Ahora vivimos de nuestro trabajo como todos los demás. 

¿Cómo se asesoran para que su proyecto, que a la vez es un negocio, funcione correctamente? 

Pedimos muchas opiniones a personas que admiramos y leemos e investigamos por nuestra cuenta.

¿Qué reconocimientos ha obtenido su trabajo?

Mencion Honorífica en la primera Bienal de Plata del Museo Franz Mayer en Mexico, Distrito Federal.

¿Cuáles son los siguientes pasos para Amandina?

Seguir creciendo, consolidar la marca a nivel nacional y llevar Amandina a nuevos mercados.

¿Cómo protegen su trabajo? ¿Ya registraron su marca? ¿Planean registrar sus diseños?

Todo está registrado.

¿Qué lecciones han aprendido hasta el momento como emprendedoras?

Lo que nos mantiene con tanta energía y pasión es que todo lo hemos aprendido en el camino. Se nos presenta un obstáculo y leemos, investigamos, preguntamos y encontramos la manera de superarlo. 

¿Qué consejos pueden compartirle a jóvenes como ustedes que buscan su lugar en el mundo para aportar a la sociedad?

Para los muy jóvenes: Es igual de importante hacer cosas bonitas y que nos encanten como hacer algo que funcione como negocio. Para que dure tiene que estar balanceado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios