22 de Septiembre de 2018

Yucatán

Amarse a uno mismo, clave contra la codependencia

Destacan la importancia de fijarse en “los focos rojos” dentro de una relación.

En esta ocasión en el programa “Salvemos una vida” se abordaron las relaciones de codependencia. (SIPSE)
En esta ocasión en el programa “Salvemos una vida” se abordaron las relaciones de codependencia. (SIPSE)
Compartir en Facebook Amarse a uno mismo, clave contra la codependenciaCompartir en Twiiter Amarse a uno mismo, clave contra la codependencia

MÉRIDA, Yuc.- Esperanza Nieto y Jorge Barrera, conductores del programa “Salvemos una vida”, que se transmite por AMOR 100.1. FM de Grupo SIPSE, contaron en esta ocasión con la presencia del psicólogo Miguel Wilson Fernández y Jimena, quienes hablaron sobre el tema de las relaciones de codependencia.

“La palabra codependencia no gusta mucho por eso la cambiamos por relaciones conflictivas o adicción afectiva, que es algo que no solo los jóvenes viven hoy en día, también los adultos”, mencionó el especialista.

Su acompañante, Jimena, compartió que es sobreviviente de una relación conflictiva, ya que cuando tenía 14 años sus padres se divorciaron y ella inició una relación que duró dos años, pero al término de ésta tuvo problemas de depresión.

“Era una relación enfermiza, era de “no puedes tener amigos, no puedes salir vestida así”, y después de todo eso tuve problemas de depresión, bajé 20 kilos, intenté suicidarme más de una vez. Tuve que tomar terapia psiquiátrica y logré salir adelante, pero creo que es importante darnos cuenta que estas relaciones de codependencia ocurren, veo a mis amigas como viven en relaciones así, mi temor es que les pase lo que a mí”, narró la joven.

Explicó que la codepedencia comienza cuando la persona quiere controlar la vida de la otra, tomando decisiones en su lugar.

“En ese momento no te das cuenta, lo ves como un gran amor y no quieres que nadie se le acerque, que no tengas amigos, etcétera. No creo eso que la “media naranja” existe. Debemos concentrarnos en nosotros, somos una naranja completa. Si estás completo y eres pleno en tu vida, puedes buscar a otra persona plena con la que puedes llevar una relación sana. Si tratas de compensar algo que te falta con esa persona, tu relación ya es codependiente. Muchas dicen que quieren un novio porque se sienten solas, entonces ya lo están planteado mal porque quiere decir que quieren compensar esa soledad con algo más”, aseveró.

Esperanza Nieto intervino comentando que en esos casos, la persona comienza a abandonar las cosas que le gustan para complacer a la otra persona y hacer lo que a ella le gusta.

Si estás completo y eres pleno en tu vida, puedes buscar a otra persona plena  con la que puedes llevar una relación sana

Miguel Wilson dijo que cuando la relación acaba, la red de apoyo (amigos, familiares) no existe porque la misma persona la hizo a un lado por estar en una relación codependiente.

“Eso de que mencionan algunas canciones por ejemplo “tú y yo somos uno mismo”, “mi alma gemela”, es falso. Suena romántico pero a la hora de la práctica es algo enfermizo”, apuntó.

“No confundamos, la codependencia es más fuerte que el amor. Pero el amor nunca te va a sentir ni abusado, ni menos, ni controlado, ni esclavizado. El control es la palabra clave en la codependencia, en las relaciones tóxicas. Como controlador, voy a hacer que la otra persona me necesite, para que nunca me abandone, entonces en el momento que yo rescato a esta persona y genero esta necesidad aseguro ya no estar solo, pero es con base en la manipulación, mis miedos y mis trastornos”, expuso el psicólogo.

Miguel Wilson Fernández destacó que es necesario amarse a uno mismo para no caer en este tipo de relaciones.

Jimena comentó que las relaciones de codependencia hacen que la persona cometa muchos errores, pero que al final éstos sirven para salir adelante y otro punto, es tomar en cuenta lo que quienes lo han vivido dicen.

Jorge Barrera dijo que cuando en la pareja uno de ellos cela mucho al otro, si éste es codependiente lo interpreta como que le importa y quiere mucho.

Marcas de las relaciones 

El psicólogo invitado al programa dijo que si hay celotipia (enfermedad de los celos), esto puede provocar muchos daños en la relación no solo emocionales sino físicos (golpes).

“La persona celosa ve cosas que no son y cree que no es suficientemente bueno para su pareja, esto hace que se aferre a la otra persona. Luego vienen los “-¿Y si ya no consigo a nadie?”, “¿Y si me quedo solo?”, “¿Y si me deprimo?”, entre otros. Tenía una paciente que quería divorciarse desde cuatro años atrás, pero su mamá no le daba permiso, ahí podemos ver otra relación de codependencia porque se da con papás, hijos y hermanos”, detalló.

El terapeuta también dijo que “no hay peor droga para un ser humano que otro ser humano”. Esto provoca daños físicos y mentales.

“En esta codependencia tenemos tres roles: la víctima, el rescatador y el verdugo. Podemos estar en los tres. Pero siempre vamos a preferir uno. Hay quienes buscan mujeres víctimas para rescatarlas de sus problemas. El verdugo es el que lastima, que no le importa tanto la relación y la víctima es la que aguanta, la que cede, la que se deja”, detalló.

Agregó que en cuestión de segundos, se puede cambiar de un rol a otro.
Esperanza Nieto dijo que en las discusiones entre familiares, jefe, colaboradores y amigos, se juegan estos roles.

Miguel dijo que la recuperación de la codependencia es muy positiva porque se obtiene mucho amor propio, mucho poder personal, libertad, se elimina la soledad sin importar si se cuenta o no con compañía porque la persona se conecta con un Poder Superior.

No hay peor droga para un ser humano que otro ser humano

“Pasamos por esos tres roles. La solución es darme cuenta de lo que estoy haciendo, cómo estoy manipulando y salirme de ese triángulo. Ese “darse cuenta” no es fácil, porque la persona se va acostumbrado a vivir mal. Pero se puede vivir bien, se puede lograr con la recuperación emocional”, dijo.

Jimena destacó la importancia de fijarse en “los focos rojos” dentro de una relación que indiquen codependencia.

“No es fácil entender que tienes una relación que está mal. Hay que pedir ayuda, muchas veces lo que necesitas es compañía porque crees que te vas a quedar solo. No me arrepiento de lo que me pasó, hoy soy una persona más fuerte, más segura, muy feliz, no dejo que nadie me deje de hacer brillar. Gracias a esto, soy quien soy, feliz con mi familia y amigos, disfruto más la vida. Cuando terminé ese año, mi mamá me abrazó y me dijo que pensaba que ese año terminaría sin mí. Vale la pena vivir y aunque a veces hay momentos en que sentimos que no lo vale, nos damos cuenta que si”, compartió.

Miguel Wilson explicó que con Jimena y otras personas se encuentran promoviendo un movimiento basando en el derecho de las personas a recuperarse humana y científicamente.“Queremos prevenir para que no haya tanta adicción afectiva y adicción a las drogas no solo las ilegales sino también al alcohol. Viviendo un día a la vez, el cambio vale la pena”, concluyó.

¿Dónde acudir? 

El psicólogo Miguel Wilson Fernández imparte talleres de meditación todos los martes y miércoles. Los interesados pueden contactarlo al teléfono 5532 20-08-66.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios