21 de Septiembre de 2018

Opinión

"Antes de aprender una técnica hay que entrenar la mente"

Entrenar fuerte y enfocado para una respuesta contundente en defensa personal y resolver el problema, se refiere a nulificar al oponente.

Compartir en Facebook "Antes de aprender una técnica hay que entrenar la mente"Compartir en Twiiter "Antes de aprender una técnica hay que entrenar la mente"

En defensa personal se debe mantener la respuesta simple, no meter reglas, entrenar fuerte y enfocado en resolver el problema, pero todo esto es difícil de lograr si no se tiene mentalidad para evitar paralizarse por el miedo o cegarse por la ira; en la primera se quedaría expuesto a todo tipo de ataques, mientras que en la segunda el coraje podría hacer nuestra defensa deficiente y exponernos más al peligro.

Si es difícil hacer la técnica en clase, más será al aplicarla, aunque sin reglas porque en una agresión callejera no existen. Entrenar fuerte y enfocado para una respuesta contundente en defensa personal y resolver el problema, se refiere a nulificar al oponente.

Es importante conocer los puntos vulnerables del ser humano, este conocimiento hace la diferencia entre salir avante de una agresión o ser víctima.

Es cierto, el tamaño, fuerza física y la apariencia agresiva de una persona puede intimidar a cualquiera, por eso es vital aprender a controlar las emociones, miedo e incluso el coraje, ya que éste nos puede cegar y nublar los pensamientos, exponiendo de manera innecesaria la vida.

La sugerencia vitalicia es evitar por todos los medios la confrontación y emprender la retirada, es válido cuando hablamos de defensa personal; de hecho, está contemplada como parte fundamental a la hora de evitar que nos hagan daño.

Sin embargo, a lo largo de nuestra vida se pueden presentar situaciones en la cuales no habrá elección, repelemos la agresión o salimos lastimados, es entonces cuando ponemos a prueba lo aprendido en clase.

La “sangre fría”, pensar con claridad, controlar nuestra respiración y adrenalina ante el acontecimiento, es vital para no ser tratados como ‘guiñapos’ por un oponente.

Siempre es importante tener presente que para aplicar una técnica primero hay que entrenar la mente, controlar las emociones, de lo contrario, por mucha habilidad en el combate en clase, poco o nada se podrá hacer en una situación real.

En las clases los movimientos se llevan a cabo pensando en cómo nos atacaría un peleador callejero, el cual no tendrá contemplación para patear, golpear e incluso atentar contra nuestra vida. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios