18 de Noviembre de 2018

Yucatán

Otorgan la orden del diaconado a joven seminarista

Santiago Villa Reverté da un paso más hacia el sacerdocio.

Mons. Rodríguez Vega impone las manos al nuevo diácono Santiago Villa Reverté. (Milenio Novedades)
Mons. Rodríguez Vega impone las manos al nuevo diácono Santiago Villa Reverté. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Otorgan la orden del diaconado a joven seminaristaCompartir en Twiiter Otorgan la orden del diaconado a joven seminarista

William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- El Espíritu Santo te trajo aquí lleno de fe para ser servidor, hombre consagrado para la Iglesia hasta que la muerte te separe, dijo el Arzobispo Gustavo Rodríguez Vega a Santiago Villa Reverté al conferirle el orden del diaconado transitorio, en ceremonia eucarística realizada anoche en la S.I. Catedral.

Acompañado de sus padres, José María Villa del Castillo, Rosa María Reverté Gaudier, hermanos Iker e Iñaki –José María, el mayor se encuentra en el Distrito Federal, de donde todos son oriundos, incluido el propio Santiago-, el hoy nuevo diácono transitorio confirmó ante los ojos de la Iglesia su deseo de seguir caminando hacia el ministerio del presbiterado, algo que se trazó hace poco más de 10 años cuando ingresó al Seminario Conciliar de Yucatán.

“Santiago, el Espíritu Santo te ha traído hacia la formación sacerdotal, te ha acompañado en tu perseverancia, y tú respondiendo a las distintas etapas de la formación para estar ahora aquí delante de la Iglesia para ser ministro ordenado”, indicó Monseñor Rodríguez Vega poco antes de que Villa Reverte fuera llamado por el rector del Seminario, Pbro. Gilberto Pérez Ceh, para ser presentado ante el Arzobispo, quien en nombre de la Iglesia lo recibió, ofreció y bendijo.

En su homilía, el prelado recordó que Jesucristo pone a sus discípulos para que cumplan siempre con su deber, sirviendo a la comunidad y, en este caso, llamó a Santiago para ser servidor del pueblo de Dios y al mismo tiempo dar testimonio de su palabra.

“Gran responsabilidad la encomendada a través de este ministerio temporal y última etapa de preparación al presbiterado. El pueblo de Dios tiene derecho a esperar lo mejor de nosotros, ante todo el testimonio de hacer presente a Cristo. Vas a predicar la palabra de Dios con sabiduría, y que se vea reflejada en nuestra manera de ser”, indicó.

 “Esperamos que Dios te dé el don del presbiterado, aunque desde ahora estás en el camino hacia ello”, añadió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios