16 de Noviembre de 2018

Yucatán

Ataca el 'mal dormir' al 30% de los niños yucatecos

Los trastornos del sueño, como las disomnias y parasomnias, pueden afectar el desempeño académico de alumnos.

Muchas veces el problema es muy marcado en periodo de clases. (SIPSE)
Muchas veces el problema es muy marcado en periodo de clases. (SIPSE)
Compartir en Facebook Ataca el 'mal dormir' al 30% de los niños yucatecosCompartir en Twiiter Ataca el 'mal dormir' al 30% de los niños yucatecos

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- “El 30 por ciento de la población infantil en Yucatán sufre algún tipo de trastorno del sueño; éstos pueden afectar su rendimiento de no ser detectados a tiempo”, destacó el especialista en Neurología Pediátrica, Juan José Guillermo Ríos.

Señaló que en ocasiones se piensa que sólo los adultos pueden ser víctimas de males como el insomnio, lo cual es falso, ya que también los menores son vulnerables debido a las distintas afectaciones conocidas como disomnias y parasomnias.

Guillermo Ríos indicó que se clasifica trastorno del sueño cuando ocurre dos veces por semana; el paciente no puede conciliar el sueño, o le cuesta trabajo.

Las disomnias son trastornos primarios de somnolenenfercia excesiva y se caracterizan por una alteración en la cantidad y calidad en el sueño. Los pacientes se pueden quejar de dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, vigilia intermitente durante la noche, despertar precoz, o combinaciones de cualquiera de ellos.

Por otra parte, la parasomnia se asocia con episodios breves de despertar, sin que se merme el sueño ni se produzca una alteración del nivel de vigilia diurno.

Dentro de estas dos categorías existen subclases: el insomnio es una disomnia, debido a la dificultad para descansar; “se puede notar que un menor sufre este mal cuando impone resistencia para ir a dormir”, manifestó.

Dentro de las parasomnias más comunes se encuentran los terrores nocturnos, las pesadillas, enuresis (hacerse pipí), sonambulismo, entre otros.

“Las disomnias son las que afectan el rendimiento de los estudiantes, ya que éstos no descansan lo necesario para estar llenos de energía por la mañana”, abundó.

Destacó muchas veces el problema es muy marcado en periodo de clases; sin embargo desaparece en vacaciones, ya que el infante no tiene que levantarse a determinada hora.m

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios