22 de Enero de 2018

Yucatán

Sangrienta y furiosa noche en Ticul

Una discusión en un predio particular y otra en un bar terminan con cinco lesionados, tres de ellos de gravedad.

Un hombre y una mujer, que son o eran pareja, se atacaron mutuamente con armas blancas en Ticul, y también lesionaron a una mujer que trataba de calmarlos. (SIPSE)
Un hombre y una mujer, que son o eran pareja, se atacaron mutuamente con armas blancas en Ticul, y también lesionaron a una mujer que trataba de calmarlos. (SIPSE)
Compartir en Facebook Sangrienta y furiosa noche en TiculCompartir en Twiiter Sangrienta y furiosa noche en Ticul

SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un pleito en el barrios de San Enrique y otro en San Juan dejaron como saldo cinco personas lesionadas con arma blanca la noche del domingo en Ticul.

Tres de las víctimas fueron reportadas como graves, 

Poco después de las 10:00  de la noche, la Policía Municipal recibió el reporte que en la calle 42 por 25-A del barrio de San Enrique, rumbo al arco, una pareja estaba bañada en sangre, luego de haber discutido y haberse lesionado mutuamente. 

Una muchacha que intervino en el pleito también resultó con heridas.

El hombre y la mujer que se causaron heridas graves fueron hospitalizados en el Centro de Salud de Ticul. La mujer recibió cuatro piquetes en el pecho y en los brazos, y Roger C. C. (a) “Chulo”, tres lesiones en la espalda, dos en el pechoy algunos más en la cabeza.

Ataque en bar

Dos personas fueron 'apuñaladas' en un pleito en el bar Yotoch Yuntsiloob ( Casa de los Mayas) en la calle 20 entre 25 y 27del barrio de San Juan.

Se averiguó que en el lugar de los hechos Julio R. M., de 34 años  junto con Santiago G. M., de 20 años recibieron numerosas puñaladas luego de enfrentarse entre sí por causa de una mujer conocida como La Diabla.
  
El que se llevo la peor parte fue Santiago, pues fue lesionado cinco veces con una botella rota: cuatro de ellas en el tórax. Debido a su estado grave se le mandó a un hospital de Mérida. 

Mientras que Julio fue llevado a la comandancia para que rindiera su declaración.

El dueño del local,  conocido como “Chico” Novelo, fue en estado de ebriedad a tratar de poner orden sin conseguirlo. La Policía puso el sello de clausura al negocio donde ocurrió todo. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios