20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Autoempleo y esfuerzo cotidiano cumplen sueños

Trabajadores salen adelante gracias al apoyo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Los programas de apoyo de la Secretaría del Trabajo incluyen maquinarias. (SIPSE/Archivo)
Los programas de apoyo de la Secretaría del Trabajo incluyen maquinarias. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook Autoempleo y esfuerzo cotidiano cumplen sueñosCompartir en Twiiter Autoempleo y esfuerzo cotidiano cumplen sueños

Jaime Tetzpa/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Hace un año su producción era limitada. Su jornada de trabajo diaria iniciaba a las seis de la mañana y terminaba alrededor de las siete de la noche con 100 barras de pan francés, listas para vender.

Hoy, su producción se ha elevado a dos mil barras de pan francés, 200 piezas de pan de dulce y cuenta con tres distribuidoras.

Erick Israel Peña Poot, de oficio panadero, es uno de los casos de éxito del subprograma de Fomento al Autoempleo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social del estado de Yucatán.

Comentó que antes de obtener este apoyo su situación era muy difícil porque sólo participaban en el negocio su hermanita, su mamá y él. “Teníamos un pequeño horno y dos charolas, pero no era suficiente, no podíamos crecer porque nuestra capacidad de producción era de cien barras como máximo, pero nos ocupaba todo el día prácticamente”.

Aunque tenía el deseo de mejorar, parecía imposible porque para aumentar la producción necesitaba más personal y, en consecuencia más ventas, pero carecían de la maquinaria necesaria: un horno grande, la máquina para revolver la masa y charolas.

“Me platicaron del programa de apoyos económicos y de maquinaria, pero al principio no creí que fuera cierto. Sin embargo, me animé y acudí a preguntar, me explicaron cómo funcionaba el programa y cuáles eran los requisitos que debía cumplir. Aproximadamente al mes y medio nos entregaron lo que tanto habíamos anhelado: el horno, la revolvedora y las charolas”.

Agregó que apenas le dieron el equipo, aumentar la producción de su negocio ubicado en la colonia San Antonio Xluch II, en el sur de la ciudad, fue más fácil. Ahora ya puede preparar diariamente, hasta 20 kilos de masa, multiplicar su producción y eso le dio la oportunidad de comenzar a vender más, buscar más clientes y ver el crecimiento de su negocio.

Ahora tiene cuatro empleados y cuenta con tres distribuidoras. “El programa ha sido muy positivo, nos ayudó mucho, porque cuando uno está empezando no es fácil encontrar el apoyo para comprar maquinaria”.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios