23 de Abril de 2018

Yucatán

De cada 10 yucatecos, 8 tienen gastritis por peligrosa bacteria

La Helicobater Pylori habita en la mucosa del estómago y es capaz de infectarlo; puede causar úlcera y cáncer.

Comer en la calle es un factor de riesgo. Para evitar el contagio de la bacteria recomiendan lavarse bien las manos y los alimentos antes de cocinarlos. (Milenio Novedades)
Comer en la calle es un factor de riesgo. Para evitar el contagio de la bacteria recomiendan lavarse bien las manos y los alimentos antes de cocinarlos. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook De cada 10 yucatecos, 8 tienen gastritis por peligrosa bacteriaCompartir en Twiiter De cada 10 yucatecos, 8 tienen gastritis por peligrosa bacteria

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En Yucatán ocho de cada diez personas padece de gastritis, mal ocasionado por la presencia de la bacteria Helicobacter Pylori, además, de puede causar úlcera péptica y cáncer de estómago, señaló el  doctor Raúl Burgos Alonzo, gastroenterólogo del Hospital General Regional No. 1 “Lic. Ignacio García Téllez”, del IMSS. 

El especialista detalló que el Helicobater Pylori es una bacteria en forma de “S” que habita en la mucosa del estómago y que es capaz de infectarlo. Su condición le permite penetrar el revestimiento del estómago.

“Esta bacteria afecta tanto a hombres como a mujeres. Un rasgo recurrente y característico de este padecimiento es la inflamación en el estómago, acidez, flatulencias, malestar estomacal y sensación de plenitud (lo que inhibe el apetito) en la mayoría de las personas infectadas”,  mencionó Burgos Alonzo.

El gastroenterólogo explicó que la infección se adquiere por vía oral, por ingerir alimentos o agua contaminados, o por el contacto con personas que estan infectadas. Por lo regular, esta infección comienza durante la niñez, aunque los síntomas no aparecen hasta alcanzar la edad adulta. 

Las características de este padecimiento son variables y se asocian al malestar estomacal y úlceras, éstas últimas pueden tener múltiples manifestaciones como dolor, hemorragia gastrointestinal y, en un pequeño porcentaje, perforación de la úlcera.

Entre las pruebas que se realizan para diagnosticar esta infección destacan: los exámenes de sangre, con la intención de buscar anticuerpos contra la bacteria; pruebas de heces, para determinar si hay indicios de la bacteria; prueba de aliento, donde la persona tiene que ingerir un preparado que contiene carbono, posterior a ello, la bacteria libera una enzima que descompone esta combinación, liberando el carbono, lo cual se detecta usando un dispositivo especial; o una endoscopía, en caso de ser necesario.  

En lo que respecta al tratamiento, el especialista indicó que debido a que se trata de una bacteria difícil de erradicar se recomienda el uso de múltiples fármacos como la terapia triple consistente en antibióticos y además, un protector de la mucosa como omeprazol. 

“Sin embargo, a pesar de este tratamiento, existe una posibilidad de reinfección en 50 de cada 100 casos, ya que los humanos convivimos cotidianamente con la bacteria; debido a ello es necesario observar estrictas medidas de higiene”, advirtió el médico.

El doctor Burgos Alonzo mencionó que las medidas preventivas que se deben de tomar en consideración para evitar el contagio de la bacteria es lavarse bien las manos antes de comer y después de ir al baño; lavar bien los alimentos y cocinarlos de manera adecuada antes de comerlos, ya que esto ayudará a matar cualquier bacteria que pudiera encontrarse en los alimentos, y beber agua purificada o hervida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios