19 de Septiembre de 2018

Yucatán

Buscan recuperar dinero y clientela 'a como dé lugar'

Los despachos contratados por la banca o los que compraron su deuda, no indican a los morosos que “perdonar” hasta el 70 % tiene consecuencias.

Los despachos de cobranza bombardean a yucatecos con soluciones “mágicas” para pagar deudas bancarias aunque los deudores quedarán en el Buró de Crédito. (Milenio Novedades)
Los despachos de cobranza bombardean a yucatecos con soluciones “mágicas” para pagar deudas bancarias aunque los deudores quedarán en el Buró de Crédito. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Buscan recuperar dinero y clientela 'a como dé lugar'Compartir en Twiiter Buscan recuperar dinero y clientela 'a como dé lugar'

Candelario Robles/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- “De lo perdido, lo que aparezca es ganancia”, parece ser la nueva máxima de los bancos que ‘bombardean’ con soluciones mágicas a deudores morosos, ofertándoles condonar sus deudas hasta con un 70 por ciento de descuento.

La banca privada lanzó su programa de las famosas “quitas”, que son menores a la deuda total, pero tienen la promesa del banco de condonar el saldo remanente. 

Para ello, es necesario realizar el trámite de una carta convenio y validar que todo esté correcto y pagar lo convenido; Hasta ahí todo parece perfecto: el banco cancela el saldo remanente y, en apariencia, todo quedó solucionado.

Pero aquí está el truco. Los despachos contratados por la banca o los que compraron su deuda no advierten a los morosos que “perdonar” hasta el 70 por ciento de su pasivo no los exime de salir con la temida nota mala en el Buró de Crédito en los próximos seis años.

“Los bancos no se están ‘compadeciendo’ de sus deudores al perdonar su deuda, es simple lo que ocurre: lo que la banca busca es primero generar quebrantos y con ello pagar menos impuestos a la Secretaría de Hacienda”, precisó el analista financiero y económico, Rafael García León.

“Cuando una persona deja de pagar un crédito por seis meses, esa cartera se va a quebrantos, los que significa que se reducirá de las utilidades y, por consiguiente, el banco pagará menos impuestos. Así podría decirse que el banco le pasa la factura al Gobierno de ese crédito que no puede cobrar”, explicó.

El especialista añadió que los bancos nunca pierden, por lo que la cartera vencida la venden a despachos de cobranza, “quienes se encargarán por sus medios de recuperar lo que ‘caiga’; así los bancos se ahorran el trámite de cobranza, ya que la mayoría de los créditos vencidos son de consumo como tarjetas de crédito y préstamos personales”.

El también columnista financiero explicó que cuando se cobra una deuda con descuento, el historial crediticio de sus clientes se borrará a los seis años, con lo cual serán sujetos de préstamo de nuevo al finalizar el plazo. 

“Hay que recordar que el negocio de un banco consiste en dar crédito por los altos intereses que cobra; el ahorro no les deja suficientes ganancias, por eso ya desaparecieron las cuentas propiamente de ahorro”, expresó.

En ese contexto, agregó que la banca mexicana, lejos de crear una generación de personas no aptas para otorgarles crédito, plantea que con la nueva reforma en la materia, esos mismos individuos, en dos años, sean calificadas positivamente para volver a otorgarles préstamos.

“Con la reforma financiera, los bancos están más protegidos porque la ley les da más facultades para el cobro de su cartera, como embargar el salario, propiedades, bienes y hasta pensiones, por eso les conviene otorgar nuevos créditos, de hecho algunas instituciones financieras sólo revisan hasta 24 meses el historial crediticio, y si el cliente ya está limpio, le autorizan el crédito”, apuntó. 

Sin magia
  • Despachos de cobranza bombardean a yucatecos con soluciones “mágicas” para pagar deudas bancarias. Alertan las autoridades financieras de las engañosas promociones para pagar deudas.

Fuertes multas por malas prácticas de cobro 

Por otro lado, el delegado de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (Condusef) en Yucatán, René Tun Castillo, advirtió que las multas a los despachos de cobranza que violen las nuevas disposiciones son de hasta de 134 mil pesos.

En entrevista, sostuvo que la Condusef posee nuevas herramientas para vigilar que, a través de los bancos, sociedades financieras de objeto múltiple, reguladas y no reguladas, así como sociedades financieras populares, cooperativas de ahorro y préstamo, y financieras comunitarias, entre otras, se apliquen sanas prácticas de cobranza.

Recordó que el pasado 7 de enero entró en vigor la regulación de despachos dedicados a la recuperación de cartera vencida, y advirtió que las multas van de los 500 a dos mil 500 salarios mínimos.

Detalló que entre las nuevas reglas para cobranza destacan: identificarse plenamente, dirigirse al deudor de manera respetuosa, comunicarse o presentarse entre las 7:00 de la mañana y hasta las 10:00 de la noche.

Así como documentar por escrito con el deudor, obligado solidario o aval, el acuerdo de pago, utilizar números de teléfono que aparezcan y que posibilite su identificación.

Además de no utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas; no amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo u otra persona que no tenga relación con la deuda.

“No realizar las gestiones de cobro, negociación o reestructuración con menores de edad o adultos mayores, salvo que en el último supuesto se trate de los deudores, y no realizar gestiones de cobro, negociación o reestructuración, de los créditos, préstamos o financiamientos en un domicilio, teléfono o correo electrónico distinto al proporcionado por la entidad financiera o el deudor”, mencionó.

Tun Castillo aseveró que los despachos de cobranza tampoco deben enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales. 

Convenio para pagar

Para ponerse al corriente de sus pagos o saldar el adeudo, los cobratarios utilizan diversos esquemas.

¿Qué es una quita?

Es un convenio entre acreedor y deudor por el que este último  paga una parte de su deuda y donde el acreedor renuncia a su derecho sobre el resto del adeudo aceptando el quebranto causado.

Cuando se acepta una “quita” se paga de un 30 al 40 por ciento de la deuda total. El historial negativo se va al Buró de Crédito con una nota mala, ya que has causado un quebranto financiero a la institución que te había dado el recurso. Como consecuencia de la nota mala, no serás sujeto de préstamo por varios años.

Cobro con quita

De acuerdo con la Condusef, los bancos aceleran el cobro con quita en los siguientes casos.

  • Cuando se deja de pagar un crédito por seis meses, esa cartera se va a quebrantos, lo que significa que se reducirá de las utilidades y, por consiguiente, el banco pagará menos impuestos. 
  • Los bancos nunca pierden, porque esa cartera que llevan a quebranto la venden a despachos de cobranza, los cuales se encargarán por sus medios de recuperar algo; así los bancos se ahorran el trámite de cobranza.
  • Cuando se cobra una deuda con descuento, el historial de crédito de los clientes se borrará a los seis años, con lo que serán sujetos de préstamo de nuevo al finalizar el plazo. 
  • Con la nueva reforma financiera, los bancos están más protegidos, ya que la ley les da más facultades para el cobro de su cartera, como embargar el salario, propiedades, bienes y hasta pensiones, por eso les conviene otorgar nuevos créditos.
  • La crisis también afecta a los bancos, dado que millones de personas tienen nota negativa en el Buró de Crédito; los bancos hacen todo lo posible por reactivar a los morosos con “quitas” para que liquiden sus créditos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios