16 de Noviembre de 2018

Yucatán

Cada hora, borrachera deja a un yucateco en el hospital

En 90 días, sector salud registró 2, 536 casos de intoxicación alcohólica.

Aumenta consumo de bebidas embriagantes entre adolescentes. (Milenio Novedades)
Aumenta consumo de bebidas embriagantes entre adolescentes. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cada hora, borrachera deja a un yucateco en el hospitalCompartir en Twiiter Cada hora, borrachera deja a un yucateco en el hospital

Coral Díaz/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Cada año aumenta el número de yucatecos hospitalizados por intoxicación aguda por alcohol, cuyos efectos, advierten especialistas, pueden llevar a la muerte.

Tan solo en el primer trimestre del año, el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (Cenavece) registró dos mil 536 casos, mientras que en el mismo periodo de 2012 fue de mil 883 atenciones.

El jefe del Servicios de Urgencias del Hospital General Regional (HGR) 12 del IMSS, Carlos Aguilera Hernández, explicó que la intoxicación aguda por alcohol se define como un proceso clínico producido por el consumo de bebidas alcohólicas de forma brusca, por arriba de su capacidad de absorción, y en cantidad superior a la tolerancia individual de la persona.

Dependiendo de la cantidad ingerida de alcohol y de la tolerancia, el curso puede oscilar desde leve desinhibición, el equilibrio, pérdida de la visión, hasta coma, depresión respiratoria y la muerte.

Las personas con sobrepeso u obesidad tienen la capacidad de ingerir más alcohol

“Hablando de manera coloquial, una intoxicación etílica es una súper borrachera… Cada vez más personas acuden al servicio de emergencia por las complicaciones que presentan”, apuntó.

La intoxicación etílica se mide en grados leves, moderados y severos; una persona procesa el alcohol en una relación de un gramo por kilo, pero se debe tener en cuenta que licor tiene su propia graduación, por ejemplo, la cerveza tiene seis grados y la ginebra alcanza hasta 45.

“Si una persona ingiere 75 mililitros de ginebra, de 45 grados, para que tome esa misma cantidad de alcohol en cerveza, deberá beber seis latas”, detalló.

El especialista comentó que las personas con sobrepeso u obesidad tienen la capacidad de ingerir más alcohol porque éste es afín a la grasa.

“Cuando una persona con obesidad toma, el alcohol se va primero a la grasa, y para que se emborrache tarda mucho; si tiene problemas de diabetes o de hipertensión, su situación se complicará”, indicó.

Por su parte, la encargada de urgencias del Hospital General Agustín O’Horán, Abigaíl Zárate Zavala, mencionó que los accidentes de tránsito son la principal causa de atención en el área de trauma y uno de los motivos es la intoxicación por alcohol.

Señaló que en 2012 registraron tres mil 500 ingresos por accidentes por vehículo motor, los cuales provocan desde traumatismos leves, en el cual la persona se para y no tiene alteración neurológica, hasta los moderados, los cuales se catalogan así porque el paciente llega en estado de ebriedad y desconoce lo que sucedió.

“En estos casos hay alteraciones neurológicas, las cuales no podemos catalogar si es debido a la intoxicación que tienen o por el golpe, por lo que se tienen que quedar hospitalizados y en vigilancia”, detalló.

Explicó que también se presenta el traumatismo severo, donde existe daño estructural interno, que requiere manejo inmediato.

“Es más frecuente el moderado, sobre todo porque no sabemos qué sucedió, debido a la intoxicación por alcohol, y podemos decir que en la mayoría de los casos es el alcoholismo la principal causa de accidente por vehículo motor y de hospitalización”, apuntó.

Intoxicación de jóvenes

La última encuesta nacional de adicciones (2012) reveló que el alcoholismo va en aumento en los adolescentes yucatecos, con un 3.5 por ciento de incidencia, por lo que las autoridades de salud consideran indispensable que los padres se involucren más en la atención de sus hijos.

“Sigue siendo mayor el consumo del alcohol en adultos, lo alarmante es que el número de adolescentes va en aumento; en 2002 era de 2.8 por ciento y actualmente es de 3.5 por ciento”, precisó el especialista en psiquiatría del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Ariel Lugo Rodríguez.

Detalló que una de las clasificaciones para definir el alcoholismo es el consumo perjudicial, el cual “se refiere a que las chicas beban más de tres copas y los varones cuatro; todo lo que pase afecta porque el hígado no lo metaboliza y eso es lo que intoxica”.

El experto indicó que el patrón de consumo desde 2002, no sólo en Yucatán, sino en el país, es que los adolescentes consumen grandes cantidades en una sola ocasión.

Detalló que esta situación sucede sobre todo los fines de semana, aunque de lunes a jueves los jóvenes pueden no beber nada, de allá que exista confusión cuando se dice que tienen problemas con el alcohol.

Lugo Rodríguez explicó que tener problemas con el alcohol no se refiere a que la persona esté borracha todos los días, ya que “implica disminuir el rendimiento escolar, que cada viernes que regresen del antro lo castiguen, que se den cuenta que se gastó en la bebida lo que dieron para la escuela”.

Alza los casos de cirrosis

El consumo crónico de bebidas embriagantes en Yucatán ha generado que la cirrosis por alcohol sea la primera causa de este mal en el Estado, señaló la especialista en gastroenterología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, Brenda Araceli Herrera Chi.

Cabe señalar que en la T-1 del IMSS, por complicaciones de cirrosis, se atiende dos a tres casos nuevos por semana.

La especialista explicó que la cirrosis es una enfermedad del hígado irreversible, en la que este órgano se endurece; la padecen personas que consumen de 60 a 80 gramos de alcohol por día, en el caso de los hombres, y en las mujeres, de 20 a 40 gramos diarios, durante 10 años.

“Hay que tomar en cuenta que las personas no miden los gramos de alcohol que consumen de manera diaria, y por tanto, si bebe más, entonces en menor tiempo tendrá esta enfermedad”, detalló.

Mencionó que esta enfermedad no presenta mayores molestias en su inicio; por lo que es común que la gente se alarme cuando presente complicaciones  como vómito con sangre y evacuaciones negras; lo blanco de los ojos se ve de color amarillo, a lo que se denomina ictericia, cruzan por periodos de desorientación y se quedan dormidos, entre otros síntomas.

Lo anterior indica que hay una enfermedad del hígado muy avanzada, lo cual se puede constatar mediante un ultrasonido o pruebas de laboratorio.

Herrera Chi comentó que, al no ser una sintomatología específica en etapas iniciales, en personas que serán operadas se realizan exámenes de rutina, y si se detecta que tienen plaquetas bajas, se hace una revisión para saber si es a consecuencia de cirrosis.

La especialista mencionó que en Yucatán existe la peculiaridad de que la mujer bebé más que en otras entidades de la República, y se da el caso de que resisten menos al alcohol, debido a que, a diferencia del hombre, tienen menor cantidad de una sustancia que se llama deshidrogenasa alcohólica, una enzima que se encarga de metabolizar el alcohol para depurarlo del organismo.

“Tenemos que aquí las mujeres consumen más alcohol que en otras entidades; segundo, que la mayoría son obesas, y ya implica el riesgo del hígado graso, dos factores agresivos en contra”, mencionó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios