24 de Septiembre de 2018

Yucatán

Carlota, una mujer adelantada a su tiempo

La historiadora María Teresa Bermúdez y Bañuelos documenta en su libro la labor que realizó la esposa de Maximiliano de Habsburgo durante su estancia en México.

El libro “Carlota La emperatriz de las ausencias” se puede adquirir en  el Patronato Prohistoria Peninsular’ A.C. (Milenio Novedades)
El libro “Carlota La emperatriz de las ausencias” se puede adquirir en el Patronato Prohistoria Peninsular’ A.C. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Carlota, una mujer adelantada a su tiempoCompartir en Twiiter Carlota, una mujer adelantada a su tiempo

MÉRIDA, Yuc.- Esperanza Nieto, conductora del programa “Salvemos una vida”, de esta semana, tuvo como invitada a la historiadora María Teresa Bermúdez y Bañuelos, autora del libro “Carlota La emperatriz de las ausencias”.

“Desde niña, el personaje de Carlota me llamaba mucho la atención porque pasaba mucho tiempo en Chapultepec. Luego, cuando estudié Historia y me gradué, más adelante en el Colegio de México me tocó trabajar precisamente esta etapa, que abarca la época de Juárez y el segundo Imperio, personajes contrapuestos y muy interesantes”, explicó.

“Fue cuando vine a vivir a Mérida que decidí utilizar todo el material de archivo que tenía agregándole la parte yucateca de Carlota. Como ustedes saben, ella fue la primera mujer que tuvo autoridad oficial en México. Trabajó cuando su marido, Maximiliano de Habsburgo, andaba fuera porque andaba conociendo al país y el Imperio que iban a gobernar. Carlota puso a bailar a los ministros, a las señoras, en fin a todo mundo”, abundó la escritora.

María Teresa Bermúdez destacó que Carlota plasmó en las leyes que la esposa del Emperador y las esposas de los prefectos políticos tenían la obligación de trabajar en servicio de sus gobernados. Sus funciones eran estar al pendiente de las escuelas, orfanatos y cárceles.

“Imagínense, para las mujeres fue un cambio drástico y la mayoría, comenzando por los maridos, no lo aceptó. ¿Cómo sus mujeres iban a salir a trabajar y a mezclarse con cualquier ‘pelagatos’ de la calle y sobre todo andar en barrios donde había borrachos y demás?”, comentó.

Esperanza Nieto dijo que Carlota trabajó mucho en favor de las mujeres de México porque hasta ese entonces no se les tomaba en cuenta.

La historiadora María Teresa Bermúdez agregó que, inclusive durante el Imperio, se estableció un reglamento para proteger a las prostitutas.

“Había en ese entonces muchos problemas de sanidad por la presencia de varios ejércitos, entonces ellos trataron de organizar la situación de estas mujeres que merecen todo el respeto y apoyo del gobierno. Carlota también fundó la Casa de Maternidad e Infancia que años antes había intentado abrir Don Benito Juárez, pero con tantas penurias a causa de las guerras, no lo había podido concretar”, expresó.

Añadió que la Casa estaba ubicada en la calle de Revillagigedo, junto al hospicio de pobres, y que este lugar contaba con un departamento de partos ocultos porque había muchas mujeres a las que su familia repudiaba por estar embarazadas.

“Al final, los bebés eran dados en adopción o los entregaban, más adelante, a la escuela de artes y oficios. Era un esfuerzo enorme para tratar de mejorar y que la beneficencia estuviera a favor de la gente con menos recursos. También, por primera y única vez se estableció la educación bilingüe en la escuelas, es decir a los niños se les enseñaba su lengua nativa y el español”, indicó.

La escritora dijo que esto ayudó para que las etnias se adaptaran a las nuevas condiciones que se presentaban en el país.

Época importante para México 

Esperanza Nieto comentó que además fue una época de muchos movimientos, guerras, protestas y acomodos con muchas figuras históricas trabajando y luchando al mismo tiempo.

“Sí, porque Don Benito Juárez, en el momento que los emperadores llegaron a México, no tenía un ejército con qué respaldarse. Ya habían vencido a Zaragoza. Ellos vencieron primero a los franceses, pero seguía llegando gente de la legión extranjera y como no tenía cómo defenderse, decidió poner en unas carretelas todos los archivos del país y se fue al norte para proteger ese acervo”, explicó.

“Lo importante es ver la historia como un proceso. No es que haya habido buenos y malos sino que es un proceso que ha sido necesario para crecer como país. Si no entendemos lo que fuimos, no sabemos lo que somos, aunque ahora la situación está difícil. Uno de los hechos más importantes de México es su situación geográfica entre dos mares y porque es riquísimo en recursos naturales. Por eso siempre ha estado en la mira de otros países. Eso tenemos que aprender a proteger y respetar los mexicanos”, aseveró.

Esperanza Nieto comentó que la historia enseña que la Emperatriz Carlota era un mujer que vino acompañando a México a su marido Maximiliano “a la aventura y pensando que todo el país los quería”.

“No los querían todos, había una serie de movimientos sociales y políticos en el país, pero ella no era una mujer de brazos cruzados, hacía muchas cosas. Era una mujer generosa preocupada por sus semejantes y súbditos”, expresó.

La escritora explicó que en esa época, los príncipes decidían qué lugar gobernar. En el caso de Maximiliano, tenía un hermano (Francisco José) que era el Emperador de Austria; Carlota tenía dos hermanos, uno iba a quedar como rey y el otro le sucedía.

“Entonces ambos deciden irse a México porque no tenían espacio en Europa y porque en México los conservadores pidieron que llegara una Corona porque pensaban que así iban a arreglar las cosas, pero los mexicanos somos muy especiales y somos fantásticos”, comentó.

Esperanza Nieto comentó que la herbolaria mexicana es maravillosa y que antiguamente las abuelas preparaban tés y remedios para diferentes males.

“En Yucatán, por ejemplo, se usaba mucho la naranja agria para aliviar los golpes, hay desde lo más sencillo hasta para mujeres que van a dar a luz, incluso si padecen de los riñones”, dijo la conductora.

Historia para amar a México 

María Teresa Bermúdez dijo que estudiar la historia del país le ha enseñado a aprender a amarlo, así como a sus habitantes con todos sus defectos y cualidades.

“Tenemos que entendernos y reconocernos, no estar pensando que los otros son mejores. Tenemos una riqueza personal bárbara y una creatividad extraordinaria. Tenemos todo para ser un país fantástico, simplemente debemos también estar al pendiente de lo que pasa, participar y no dejar que las cosas se salgan de cauce. También he aprendido a amar a mi país y agradecerle todas las cosas maravillosas que he recibido. Yo viví muchos años fuera de México y acá tenemos algo especial que nos enseña a ser muy amorosos y generosos con los demás. Eso es muy importante rescatarlo y seguir haciéndolo para poder vivir todos mejor y en paz”, aseveró.

Esperanza Nieto dijo que “sí sabemos de dónde venimos, sabemos quiénes somos y a dónde vamos, eso es muy importante”.  María Teresa Bermúdez se dijo agradecida por ser mexicana y vivir en Mérida, Yucatán.

“Viví muchos años en Alemania y les aseguro que la vida ahí no es fácil. En ocasiones son las diez de mañana y no ha terminado de amanecer y luego, a las cinco de la tarde, ya está oscureciendo. Por eso me alegro de ver el verdor, las plantas y todo lo maravilloso que hay en Mérida, es un privilegio vivir aquí”, expresó.

Esperanza Nieto cerró la emisión comentando que todos los días se viven pequeños milagros y se reciben regalos de Dios. “Hay que ser feliz con lo que tenemos, con lo que vivimos, disfrutar y dar gracias a Dios”, concluyó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios