26 de Septiembre de 2018

Yucatán

Estaban abandonadas; hoy lucen espléndidas

Suman a más de 50 predios del Centro Histórico al 'Tour de las Casas de Mérida', que conlleva una labor turística y altruista.

Esta es la Casa de los Ángeles del barrio de Santa Lucía, que forma parte del 'Tour de las Casas de Mérida', que han sido restauradas y tienen una función turística y altruista. (Jorge Acosta/SIPSE)
Esta es la Casa de los Ángeles del barrio de Santa Lucía, que forma parte del 'Tour de las Casas de Mérida', que han sido restauradas y tienen una función turística y altruista. (Jorge Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook Estaban abandonadas; hoy lucen espléndidasCompartir en Twiiter Estaban abandonadas; hoy lucen espléndidas

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Más de 50 predios restaurados del Centro Histórico han formado parte del “Tour de las Casas de Mérida” como prueba del potencial arquitectónico que aprovecha en su mayoría la comunidad extranjera y comparte en este evento que beneficia a la Fundación BAI Brazos Abiertos A. C. que apoya en la prevención de embarazos adolescentes, así como en la prevención, detección y atención de personas con VIH/SIDA.  

Esta actividad  tiene un doble propósito, promover la cultura altruista y revaloración de los edificios históricos para que vuelvan a ser habitados por particulares.  

Cada año hasta 15 casas son estudiadas para ser las próximas sedes del tour, el cual ya se convirtió en una tradición en la ciudad, este año se desarrolla la séptima edición el 8 de noviembre y se espera un aforo máximo de 800 personas durante las 3 horas y media que dura el evento (13:30 a 17:00 horas).  Este año el tema es la decoración de interiores.

El titular de la Fundación, el Dr. Carlos Cabrera May, indicó que para procurar fondos para la asociación, se venden los accesos a los recorridos y el tour es autoguiado por los participantes. Este año tendrán la oportunidad de conocer siete casas.

En exclusiva para Milenio Novedades, Ana Joa Zayas, propietaria de la Casa de los Ángeles del barrio de Santa Lucía, da testimonio de los cambios que realizaron en un predio abandonado y exhorta a la sociedad yucateca a “no tirar a la basura su Centro Histórico”. Carlos Borges Baqueiro fue el encargado de la decoración de interiores.

En compañía de la arquitecta y responsable de la remodelación, Addy Pérez Loría, dijo que su interés por formar parte del proyecto radica en su deseo de apoyar la causa y de mostrar a los visitantes en especial a los oriundos del estado, que es posible vivir en esta zona y crear sus oasis dentro con la ayuda de profesionales, aportando no solo a su entorno sino a la belleza de la ciudad.

Desde hace casi ocho años, adquirió el predio con su esposo Vance Gragg, luego de estudiar opciones en todo México y otras partes del mundo. Se fijaron en Mérida, por recomendación de su amigo el historiador Miguel A. Bretos y eligieron la ciudad  por su posición estratégica con Estados Unidos, donde tiene su casa principal y Cuba, su tierra, el lugar de su familia, de esta manera la propiedad es un punto de encuentro de sus seres queridos y un espacio para disfrutar de la bella arquitectura colonial, la naturaleza, la tranquilidad del estado, la calidez de los yucatecos y la actividad cultural del Centro Histórico.

“Yo siento que el Centro (histórico) es la joya de Mérida, que tristemente no todos la están valorando. En mi experiencia la primera vez que vine y ver la cantidad de casas abandonadas, se me hizo sorprendente, por el gran potencial de cada lugar y su historia, además es la meca, las actividades políticas, culturales y comerciales se centran aquí, así mismo es bello ver a la comunidad maya laborando y con sus vestimentas regionales, eso me cautivó y pensé que no quería vivir en un mundo moderno, donde no se conocen los vecinos y creo que cuando el extranjero viene, nota lo mismo y eso inspira”, apuntó Ana Joa.

Addy Pérez, explicó que el trabajo de construcción se realizó por etapas; sumadas el tiempo de trámites con el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la labor de construcción, todo el proceso tomó dos años y medio, porque las condiciones de la casa eran deplorables y fue una restauración profunda, respetando la estructura original. 

Claves:

Los boletos para participar ya se pueden adquirir, para mayores informes pueden llamar a Gaiani(999) 292 84 36 o visitar los puntos de venta, los cuales están identificados en la Página de Facebook de Fundación BAI A.C.

La entrada, tiene un costo de 400 pesos público en general y 150 pesos para estudiantes con credencial y pasantes.  De esta manera se da acceso a las 7 casas, un mapa con información para hacer el recorrido a su entero gusto, y dos bebidas de cortesía, una durante el recorrido en los negocios participantes.

El recorrido de Fundación BAI, se organizaen 6 meses luego de un proceso de sensibilización con los propietarios y los arquitectos, para que inviten a sus clientes a participar y su obra sea vista, se aprecie por la comunidad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios