15 de Octubre de 2018

Yucatán

Casas de Mérida, 'inmunes' a explosiones

La mayoría de los siniestros son por desatención de la gente.

Los nuevos fraccionamientos carecen de hidrantes para emergencias en caso de incendio. (Archivo/SIPSE)
Los nuevos fraccionamientos carecen de hidrantes para emergencias en caso de incendio. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Casas de Mérida, 'inmunes' a explosionesCompartir en Twiiter Casas de Mérida, 'inmunes' a explosiones

Alicia Carrasco/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En Mérida, la mayoría de los siniestros en zona habitacional se han generado por el descuido de la gente, que ignora o desaira las medidas prevención en el hogar, lo cual contrasta con los esfuerzos de las autoridades por garantizar la seguridad en la construcción de las viviendas.

Y es que fumar cerca de la cama, así como dejar prendida la estufa sin supervisión, entre otras situaciones de riesgo, siguen siendo prácticas comunes en muchos hogares.

Afortunadamente, señaló Carlos Viñas Heredia, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi), no se han registrado casos de explosiones que afecten toda una manzana, aunque considera que este tipo de problemas difícilmente sucederá en la capital yucateca, debido al sistema de construcción.

El dirigente destacó las medidas preventivas empleadas por los desarrolladores en el diseño de las nuevas viviendas, las cuales, dijo, deben contar con un pasillo al exterior, tener ventanas con ventilación cruzada para lograr buena ventilación para que, en caso de incendio, el humo salga muy rápido.

También es importante la calidad del material eléctrico para que no haya un cortocircuito, así como que la energía de la casa esté aterrizada a un pozo con tierra física, lo que evita que, cuando caiga un rayo, ocurra un cortocircuito.

Cabe señalar que a diferencia del centro y algunos suburbios meridanos, los nuevos fraccionamientos carecen de hidrantes para emergencias en caso de incendio; no obstante, Viñas Heredia afirmó que en la capital yucateca esos equipos resultan innecesarios, debido a los nuevos materiales y sistemas constructivos.

Indicó que los nuevos fraccionamientos están pensados para evitar este tipo de amenazas; además, los proyectos son revisados con personal de Protección Civil.

En el caso de los fraccionamientos horizontales, es menos rigurosa la reglamentación, no en aplicar, sino en requerir cosas; mientras que a las edificaciones verticales se les pide más, porque ahí se requieren escaleras auxiliares contra incendios, que estén al exterior, que cuenten con extintores e hidrantes en cada piso; son medidas mucho más exigentes por edificio y por piso.

Se extingue el uso de hidrantes

Para el combate de incendios, Mérida cuenta con unos 80 hidrantes en el primer y segundo cuadro de la ciudad, donde se ubican, además de viviendas, un buen número de comercios, bodegas y oficinas.

Los hidrantes, aunque funcionan, son poco utilizados por el cuerpo de bomberos, ya que el abastecimiento de agua que estos equipos les proporcionan es mínimo y poco práctico.

“Hay unos 80 hidrantes, los cuales anteriormente eran un gran apoyo para nosotros, porque era el único sistema de abastecimiento que tenían las unidades de bomberos. Ahora le damos un uso mínimo, ya que nuestros sistema de abastecimiento son los carrobombas”, señaló Jorge Carlos Flores Martínez, director de Siniestros y Rescates de la Secretaría de Seguridad Pública.

Indicó que abastecen sus unidades por medio de pipas que llevan 20 mil litros por un viaje; además, todas las estaciones de bomberos se han modernizado, de manera que cuentan con sistemas de gasas que abastecen a una pipa de 20 mil litros de 10 a 14 minutos, mientras que un hidrante lo hace en 25 minutos.

“La historia de los hidrantes data más de 50 años, en la época henequenera, por eso fueron puestos en Mérida, ya que antes había muchas bodegas de henequén”, mencionó Flores Martínez.

Si bien el uso de los hidrantes es mínimo, son requeridos cuando se registra un incendio y existe cerca uno de estos equipos, ya que de ahí los bomberos pueden abastecer a la unidad conectándola a un hidrante; el problema es que se deja sin agua al rumbo.

Los hidrantes funcionan y tienen presión, pero son poco prácticos, comparados con los nuevos sistemas de abastecimiento con los que se cuenta; actualmente, el Departamento de Bomberos tiene convenios con empresas que manejan grandes volúmenes de agua, como la Japay, que en cada punto donde se encuentra de la ciudad, se puede cargar gua, llenando en 10 minutos las pipas.

De igual manera, en caso de incendios, son apoyados por los Servicios Integrados para la Conservación del Estado de Yucatán (Sicey), perteneciente a la Secretaría de Obras Públicas, que acuden con pipas.

Protegen las zonas habitacionales

Para evitar riesgos a las familias que adquieran una vivienda, la Unidad Estatal de Protección Civil supervisa que en los proyectos, el terreno donde se construirá no tenga hundimientos, ni haya cerca alguna proyección de conductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) o torres de alta tensión.

“En las zonas habitacionales de Mérida intervenimos coadyuvando y coordinándonos en el trabajo con la Dirección Municipal de Protección Civil. Somos un referente de apoyo en caso de que el siniestro se les salga de control. Ahí interviene la Dirección de Siniestros y Rescate de la Secretaría de Seguridad Pública, los bomberos”, indicó Aarón Palomo Euán, director de la Unidad Estatal de Protección Civil.

En un momento determinado, explicó, apoyan con brigadas que están de forma permanente en la unidad de incendios, pero que próximamente se también para cualquier tipo de contingencia, sea conflagración o fenómeno hidrometeorológico.

“Esta es la infraestructura con la que contamos, el recurso humano y el centro de comunicaciones, que nos avisa en caso de siniestro. La Unidad Estatal de Protección Civil interviene cuando la población está en riesgo de sufrir algún daño físico o material”, señaló Palomo Euán.

Explicó que en ocasiones cuando llegan a combatir un siniestro en la ciudad acordonan la zona para salvaguardar a la gente que está próxima al siniestro. Como prevención se pide que no salgan de sus casas, cierren bien sus ventanas y las llaves de sus tanques de gas.

Entre los siniestros más comunes dentro de las zonas habitacionales, dijo, han detectado fugas en tanque de gas que se encuentren en mal estado, y que son informadas a la central, entonces emiten el reporte a quien corresponda, en este caso, los responsables son las gaseras.

“Todo lo que son siniestros, fuera de la temporada de incendios de las quemas agrícolas, le corresponde a Protección de Siniestros y Rescates, los bomberos, ellos salvaguardan las cuestiones con incendios. Interviene Protección Civil cuando la población está en riesgo”, detalló.

En caso de incendio cerca de un fraccionamiento, la Unidad Estatal combate el fuego en conjunto con los bomberos, a fin de evitar que llegue a la zona habitacional.

El frente que hace bomberos y los brigadistas de Protección Civil es atacar las llamas para que no alcancen la zona habitacional.

Entre las medidas de protección que debe tomar la población se encuentran estar pendientes de que los tanques de gas estén en buen estado cuando los compran; si se encuentran en una emergencia o algún evento de fuego, deben llamar a los teléfonos de emergencia, como el 066, o a Protección Civil, 01 800 719 86 33, ya que estas oficinas se coordinan con las autoridades que combaten este tipo de siniestros.

“Nosotros estamos siempre, las 24 horas, constantemente  en los radios monitoreando todo lo que sucede, pero hay cosas que por autonomía no nos corresponde, el municipio tiene que entrar”, declaró Palomo Euán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios