18 de Diciembre de 2017

Opinión

Resurrección

Nuestro ser resucita cada mañana al despertar a la vida, un día más, una oportunidad más…

Compartir en Facebook ResurrecciónCompartir en Twiiter Resurrección

Al responsabilizarnos de nuestros sentimientos y situaciones dejaremos de culpar a otros y tendremos la oportunidad de mejorar.- Carl Rogers, psicólogo

Por mi experiencia y la de otras personas, al tener la actitud de descubrir lo bueno y lo positivo se genera mayor optimismo psicológico y espiritual. Se logra desarrollar más y mejor nuestros talentos.

Todos tenemos algún tipo de liderazgo de educación en el desarrollo y formación de otros; por esto, hay que cuidar nuestras posturas ante la vida. Ser positivo no es negar los errores y el mal en el mundo, sino creer que esos errores son valiosísimos para nuestro crecimiento, maduración y empeño en ser mejores.

Al revisar nuestras actitudes hay que preguntarnos ¿qué concepto tengo yo de mi [email protected]?, ¿me considero [email protected], [email protected], con aptitudes maravillosas?, ¿puedo confiar en mí? Es importante abrirse a la posibilidad de valorar cosas diferentes a las vividas y pensadas hasta hoy, que no es ingenuidad ni estupidez, sino libertad interior para conocer más usando el discernimiento y la capacidad crítica.

Podemos como adultos revisar el mapa que, con cariño y buena intención, nos regalaron nuestros padres y otras personas que, como seres humanos, muchas veces se equivocaron. Más aún, hay que revisar los mapas que a veces, sin reflexionar, hacemos nosotros mismos.

Acercarnos a nuestra historia con cuidado, con ternura, con benevolencia, tanto para lo pasado como para lo que vivimos en el presente, sin etiquetas negativas (sucio, malo, etc.) y escuchar con confianza, abiertos a descubrir la verdad aunque duela. Los mensajes centrales de nuestra vida unas veces pueden ser claros y explícitos y otras, no. La cultura también transmite mensajes que hay que revisar para reinterpretarlos o desecharlos. Esto exige esfuerzo, tiempo y a veces un acompañamiento terapéutico.

Al abordar la propia historia con respeto, cariño y naturalidad, con una actitud de libertad, muchas situaciones que nos perturban e inquietan dejarán de hacerlo.

Descubriremos bloqueos, dudas, certezas y riquezas en el gran misterio de nuestro ser que resucita cada mañana al despertar a la vida, un día más, una oportunidad más…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios