19 de Octubre de 2018

Opinión

Buena comida de mar

Marilyn González y Mariana Cortés se propusieron algo que pocas mujeres hacen...

Compartir en Facebook Buena comida de marCompartir en Twiiter Buena comida de mar

Marilyn González y Mariana Cortés se propusieron algo que pocas mujeres hacen: iniciar una pescadería; el olor a pescado, negociar con pescadores y el manejo pesado de las cajas no las desalentaron para iniciar su negocio. Antes no había pescaderías en el norte de Mérida, excluyendo restaurantes gourmet y dejando esta opción sólo a los restaurantes de Progreso.

Marilyn y Mariana se diferencian por lo siguiente:

  1. No compran pescado de barcos, porque tienen días de congelación, sólo a pescadores ribereños
  2. Tienen variedad de especies, ya que la gente requiere de pescados finos, como robalo, corvina, atún y otros
  3. No compran camarón de granja, sólo de Campeche, y cuentan siempre con manitas de cangrejo de Celestún.

La verdadera innovación es que puedes escoger tu pescado para cocinar en casa, pero si deseas cuentan con un chef y cocinan el pescado o marisco como quieras y lo pasas a buscar; pero eso no es todo, si eres pescador aficionado te limpian y filetean tu pescado con un costo.

Esta empresa se llama Banco de pescados y mariscos, se encuentra en la calle 1H entre la avenida Líbano y el centrito; es pequeña y cuenta con una barra donde puedes comer si gustas.

Banco de pescados y mariscos no fue apoyada por ninguna institución, pero sí está inspirada por la inercia que tiene Yucatán en el emprendedurismo, sobre todo en el centro de Mérida y en general en el Estado.

No parece, pero el dinero y trabajo de la Secretaría de Fomento Económico, el Instituto del Emprendedor de Yucatán y el Centro de Emprendedurismo del Ayuntamiento no sólo generan empresas y empleo, sino también siembran una inercia que es copiada por otros empresarios para desarrollar proyectos y pequeños negocios.

Su menú va desde diferentes pescados y mariscos, filetes, aguachiles, ceviches y cocteles hasta pescados cocinados al gusto, al ajo, almendrados o como el cliente indique al chef.

Hoy, Marilyn y Mariana, que estudiaron negocios internacionales y que empezaron a vender a mayoreo, ya venden en mostrador. Con la opción de pescado cocinado al gusto, se convirtieron es un opción sana, gourmet que viene a agregar a Mérida una sofisticación más para las familias que aprecian la comida de mar.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios