17 de Noviembre de 2018

Opinión

El tesoro del PAN

A Mérida, algunos le llaman la Suiza de América, pero ¿qué problemas sociales aún no tienen respuesta?

Compartir en Facebook El tesoro del PANCompartir en Twiiter El tesoro del PAN

Todos lo sabemos y lo disfrutamos, el éxito es tangible, ya algunos nos llaman la Suiza de México y es que Mérida se ha consolidado como un destino no sólo adornado con historia y cultura, sino con el trabajo de varios años en apuestas desde el Centro Histórico, seguridad, eventos culturales y reformas a leyes hasta proyectos de emprendimiento que han resultado exitosos en empleo y negocios que han aumentado el atractivo de la ciudad.

Acierto es que el alcalde haya formado un equipo con gente de reputación consolidada en diferentes ramos, lo cual pocos gobernantes hacen, ya que contratan y se rodean de gente de confianza sin experiencia en lugar de poner personas capaces que les darán confianza. Punto para Vila.

Ejemplos:

Carolina Cárdenas, exitosa ex secretaria de turismo estatal, subsecretaria de turismo federal, hoy encargada de turismo y emprendimiento municipal; es un motor de trabajo con ideas siempre creativas que han llevado a estos temas a un desarrollo de negocios y turismo a un excelente nivel.

Erika Millet, trabajadora incansable que ha estado en varias administraciones y que conserva la riqueza de la experiencia en mover eventos y sabe bien cómo perfeccionarlos y agrandarlos.

Pero hablamos sólo de ejecutivos de la administración; otro enfoque sería Héctor Pech Beh, legendario activista social de la colonia Xoclán López Portillo que desde la sencillez de su persona y convencido del PAN lucha día a día por fomentar beneficios para su colonia y que después de 20 años se siente respaldado en sus exigencias con resultados y avances que lo llenan de optimismo. Este es el tesoro del PAN: experiencia, creatividad y reciprocidad social.

Pensarán que soy panista, pero también considero que hay problemas que en esta administración han crecido, desde multas desproporcionadas por infracciones de publicidad que después de negociar se rebajan; permisos de uso de suelo que tardan hasta más de 20 meses, pero que al de enfrente se los dan en dos semanas; discrecionalidad y requisitos diferenciados que requieren de un coyote en desarrollo urbano. Estos son temas a solucionar.

El balance es positivo, pero no hay que estar ciego, los cascabeles suenan bien, pero no por eso hay que hacerse de oídos sordos a otros problemas a que se enfrenta la ciudadanía, sobre todo en el tema de negocios y generación de empleo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios