16 de Noviembre de 2018

Opinión

Sotuta de Peón, la hacienda viva

Según los conocedores, en Yucatán actualmente existen más de mil haciendas, tal vez unas más pequeñas que otras, o con un mayor realce o promoción.

Compartir en Facebook Sotuta de Peón, la hacienda vivaCompartir en Twiiter Sotuta de Peón, la hacienda viva

Según los conocedores, en Yucatán actualmente existen más de mil haciendas, tal vez unas más pequeñas que otras, o con un mayor realce o promoción.

En esta ocasión tuve la oportunidad de conocer la hacienda Sotuta de Peón, ubicada en el municipio de Tecoh y que por muchos años ha sido denominada como la hacienda viva, ya que hasta la fecha se sigue trabajando con el henequén, respetando todo el proceso que conlleva el obtener la fibra del tan afamado oro verde de Yucatán.

Se dice que la casa principal de la hacienda Sotuta de Peón pasó por un proceso de restauración que llevó más de 20 años para lograr los resultados que se pueden observar hoy en día, y que, como comentario personal, valieron mucho la pena.

Es importante manifestar que, desde que uno llega, pareciera que hizo un viaje al pasado, pues te encontrarás rodeado de pencas de henequén y trabajadores con vestimenta del siglo XIX.

También podras echarte un chapuzón en su cálido cenote, admirar caballos, mulas, rieles de Decauville para los “truks” y si tienes oportunidad conocerás a don Antonio, uno de los primeros trabajadores que laboró con la familia Peón, que hasta la fecha continúa viviendo en los terrenos de la hacienda y que en sus ratos libres platica con los visitantes sobre cómo fue la mejor época de la hacienda; eso sí, todo en lengua maya.

Aunque en la finca se sigue trabajando con el henequén, el producto no se exporta, pues actualmente ya no es rentable, ahora la hacienda Sotuta de Peón se mantiene viva gracias al turismo que llega a hospedarse en sus hermosas cabañas y también a los que sólo desean realizar los tours para conocer más sobre la transformación del henequén.

No cabe duda que nuestro Estado no deja de sorprendernos y las haciendas son y seguirán siendo tesoros de nuestra región, por lo que a mi parecer debemos preocuparnos y ocuparnos de conocer más acerca de ellas, promocionarlas y compartir la historia que guardan estos bellos inmuebles de Yucatán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios