23 de Septiembre de 2018

Opinión

Desarrollo urbano sostenible

Partiendo de esta consideración, todos debemos tener bien claro que al hablar de desarrollo sostenible en el marco del urbanismo no es posible que lo concibamos de manera parcial.

Compartir en Facebook Desarrollo urbano sostenibleCompartir en Twiiter Desarrollo urbano sostenible

Existe una diversidad de interpretaciones del desarrollo sostenible, desde el extremo que antepone el crecimiento económico al medio ambiente, hasta el de quienes consideran que se refiere a una protección absoluta de la naturaleza, aun a costa del bienestar humano.

Lo cierto es que cada interpretación no es más que un punto de vista particular o de un sector de la sociedad, que seguramente está determinado por factores ideológicos, científicos y sociales, ya que cada corriente cultural crea su propia versión.

Pero lo que debe regir nuestros modelos de desarrollo es que el desarrollo sostenible es un concepto que debe involucrar tres dimensiones: lo medio ambiental, lo económico y lo social.

Partiendo de esta consideración, todos debemos tener bien claro que al hablar de desarrollo sostenible en el marco del urbanismo no es posible que lo concibamos de manera parcial, ya que en su análisis siempre debe haber integralidad de los tres aspectos mencionados: la sostenibilidad medio ambiental, en el sentido de que el urbanismo debe ocasionar el mínimo impacto sobre el medio ambiente, es decir, el desarrollo de una ciudad debe proponer el menor consumo de recursos y energía, y generar el mínimo posible de residuos y emisiones.

La sostenibilidad económica, que señala que el desarrollo urbano debe ser económicamente viable, es decir, no debe comprometer más recursos que los estrictamente necesarios para un desarrollo inteligente que dé ventajas económicas a la ciudad.

Y la sostenibilidad social, que no es más que considerar el bienestar de la sociedad, es decir, los proyectos urbanos sostenibles deben responder a las demandas sociales de su entorno, mejorando la calidad de vida de todos y asegurando la participación ciudadana en su diseño.

La integración de estas variables entiende que las condiciones para mejorar la calidad de vida en la ciudad se basan en los determinantes físicos del medio ambiente, y en el mejoramiento de las condiciones de vida humana, por lo que se requiere un progreso económico y un desarrollo social; es decir, es necesario definir y controlar los espacios físicos que recibirán la expansión urbana y definir los nuevos formatos de construcción.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios