22 de Octubre de 2018

Opinión

"Inmigrantes: la historia de José y Elena "

José nunca pensó en buscar una mejor vida hasta el momento en que nació Julia, la primera de sus hijas.

Compartir en Facebook "Inmigrantes: la historia de José y Elena "Compartir en Twiiter "Inmigrantes: la historia de José y Elena "

José nunca pensó en buscar una mejor vida hasta el momento en que nació Julia, la primera de sus hijas. Aquella noche Pepe no durmió por la felicidad de conocer al bebé que había concebido con Elena, pero también por la incertidumbre que le causó pensar en cómo pagaría los estudios y demás cosas que la niña necesitaría al crecer. La realidad es que su trabajo como obrero no le dejaba tener grandes aspiraciones, así que durante los siguientes meses José consiguió dos y hasta tres trabajos a la vez, pero nada parecía ser suficiente. La cosa se complicó después cuando en el camino apareció Victoria. La felicidad del orgulloso papá ahora era doble, pero también el miedo de no brindarle a su familia una vida digna.

Fue ahí cuando José y Elena decidieron seguir el consejo de sus tíos, quienes habían cruzado a los Estados Unidos varios años atrás. Ellos decían que la vida allá no era nada fácil, que vivían escondidos para no ser deportados pero a cambio ahora sus hijos tenían la oportunidad de estudiar una carrera, conseguir un trabajo y demás beneficios.

Una mañana de abril José y Elena salieron de casa con las bebés en brazos. Antes de dejar el pueblo pasaron a la iglesia para pedirle a la virgen la bendición. Luego se encaminaron hacia los Estados Unidos. Pensaban en todo lo que iban a abandonar: casa, familia, amigos… también dejarían de ver los cerros y los amaneceres de su pueblo; sin embargo, la joven pareja estaba convencida de que todo lo hacían por Julia y Victoria. Así ambos iniciaron su difícil camino lejos de casa.

La derogación en Estados Unidos del programa DACA afectará a cerca de 800 mil jóvenes “dreamers”, que desde muy niños llegaron de la mano de sus padres buscando una mejor calidad de vida. Tarde o temprano, el gobierno de Trump tendrá que entender que ni un muro puede detener los sueños de estos jóvenes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios