12 de Diciembre de 2017

Opinión

Devuélvannos a ‘Nole’

El exnúmero 1 del mundo parece extraviado, y él mismo dice que no sabe qué sigue...

Compartir en Facebook Devuélvannos a ‘Nole’Compartir en Twiiter Devuélvannos a ‘Nole’

Tras ser derrotado en tres sets corridos en los cuartos de final del Roland Garros ante un muy superior Dominic Thiem, Novak Djokovic dejó nuevamente entrever que 2017 no será un buen año. El serbio cayó 7-6, 6-3 y 6-0 ante el austriaco y estos son algunos de los récords que se cortaron con el tropiezo de Djokovic:

  1. No conocía la derrota en parciales corridos desde 2013.
  2. Había clasificado a las semifinales del Abierto Francés en forma consecutiva desde 2010.
  3. La última vez que cayó en tres sets en el Roland Garrós fue en 2009.
  4. Perdió un set 6-0 en un torneo Major por primera vez desde 2005.

Para aumentarle a su complicado día, se dio a conocer que con esta derrota el tenista oriundo de Belgrado cayó al tercer puesto de las listas ATP y podría llegar hasta el número cuatro en caso de que Stan Wawrinka gane el torneo. Sin embargo, todas estas noticias no son un lapso de mala suerte para el tenista de 30 años. A pesar de mostrar un nivel superlativo en campañas anteriores, Djokovic ya acarreaba una serie de resultados negativos que lo pusieron en esta situación.

Djokovic levantó sólo un trofeo desde su victoria en 2016 en el Abierto Francés y, finalmente, partió caminos con su equipo de entrenadores este mayo esperando que eso le fuera a traer mejores resultados. Tras cortar una relación de diez años con su coach Marian Vajda, el atleta aseguró que “no fue una decisión fácil, pero todos sentimos que necesitábamos un cambio”, poniéndose como objetivo “elevar su nivel de juego”.

Un par de semanas después, anunció a su nuevo técnico: la leyenda estadounidense André Agassi. A pesar de sólo tener un par de días para entrenar, “Nole” no mostró mucho cambio en su juego: cinco sets contra el argentino Diego Schwartzman, donde en ningún momento dio una sensación de solidez o comodidad. Finalmente, apareció Thiem, quien hizo patentes todas las dudas y arrolló al serbio.

Con la frustración de haber perdido un partido de esa manera, Djokovic señaló que “no sabe qué hará después de esto” y recordó que durante el año pasado en el US Open se sintió “vacío” y en una situación en la que nunca antes se había encontrado. Este tipo de declaraciones pueden ser de la cabeza caliente de un tenista que ya se vio en la cima y ahora no encuentra el rumbo. Pero también puede ser de una persona que está harta y necesita un descanso de todo. Por el bien del tenis y de los fanáticos esperemos que sea la primera.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios