20 de Octubre de 2018

Opinión

"Las maletas"

Yo aprovecho que es lunes, que se acaba agosto para buscar mi maleta que ya quiero andar otros caminos.

Compartir en Facebook "Las maletas"Compartir en Twiiter "Las maletas"

Cada vez que mis ojos se topan con una persona arrastrando una maleta siento algo de curiosidad y de envidia. La primera me da por saber si está llegando o si se va; si tiene una buena historia que contar de esperanza y ánimo o si lo acompaña la tristeza de la despedida, no siempre por elección propia. Lo otro es que soy errante y también me gusta viajar, así que, en el mejor de los casos, me encantaría también arrastrar la maleta.

Y hablando de viajeros, esta semana un tema turístico ocupó los espacios informativos, ya que Estados Unidos modificó su alerta de viaje para México e incluyó algunos sitios como Quintana Roo para que sus ciudadanos tengan mayores precauciones si deciden tomar alguna de las rutas nacionales en su camino.

Las voces de quienes se dedican a este negocio, que permite al país muchos recursos que llegan de otros países, y que provee más de 21 millones de viajeros cada año, salieron a opinar que esta alerta no representa ningún peligro real, mientras las malas noticias fluyen a una velocidad extraordinaria.

Creo que lo que debemos hacer, aun en los destinos no incluidos en esa lista, es proporcionar servicios de calidad, donde el visitante quede bien impresionado y tenga ganas de volver.

A veces no son las empresas de la llamada industria sin chimeneas quienes abusan del vacacionista, sino los empleados que ven esta actividad como una mina de oro para llenar su bolsillo sin darse cuenta que así la van a acabar.

No olvidemos que la peor publicidad no es la que se hace en los medios masivos sino la que corre de boca en boca, y con nuestras extraordinarias redes sociales él boca en boca es un peligroso juego que nos puede llevar a la velocidad de la luz al fracaso total. Ejemplos hay muchos.

Yo aprovecho que es lunes, que se acaba agosto para buscar mi maleta que ya quiero andar otros caminos. ¡Que sea feliz!

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios