19 de Noviembre de 2018

Opinión

No más plata

El poder de la pluma

Compartir en Facebook No más plataCompartir en Twiiter No más plata

Ni modo, “dipus”, no habrá más plata para ustedes, al menos en lo que resta de este 2018 y tendrán que conformarse con sus nada despreciables 35 mil varos contantes y sonantes al mes, aparte de bonos, gastos médicos, gasolina y despensa, sin torta y juguito, pero pueden contratar el servicio de “Subgüey”. ¿Qué tal?
Y es que el mero mero del Congreso estatal, el priista Felipe “Pilo” Cervera, a nombre de su bancada mayoritaria, o sea, el RIP-nosaurio, sostuvo que ni mayes habrá incremento salarial para los 25 legisladores de las siete fracciones partidistas: las PRI-nosáuricas, las PAN-uchas, morenazas(os), naranjistas (agrias, por cierto), “perderredistas”, verde-acomodaticias y turquesas(os).

Luego, entonces, “legis”, olvídense de vidas lujosas, desenfrenos, gastos médicos de 10 mil pesos por lastimarse las uñitas al no apretar correctamente el botón electrónico para las votaciones y de viajes a las “Uropas” y sitios nada lejanos como las Islas Fijii (muy cerca de Tixkokob) como estaba acostumbrada la panista Rosa Adriana Díaz Lizama, en su etapa de senadora.

Ahora, cuando mucho, los representantes populares beberán cafecito descafeinado marca “Decaf quinta región” y comerán galletitas desabridas y, si acaso, chescos de marcas “patito” de conocido supermercado local.

Es momento de regresar a los orígenes y entrarle a los almuerzos de polcanes y salbutes, así como de papas fritas. Con excepción de la panucha Katia Bolio, quien le hace ¡foo! a los antojitos porque se acostumbró al caviar y al jamón serrano, los demás son más pópulo. Buena onda.

“Pilo” Cervera fue tajante. Dijo que el tema de los aumentos salariales para los diputados no está a discusión y tampoco es prioridad. ¡Bien allá, chamaco! Y una pregunta: ¿Acaso los dipus no añoran mejor estar de regidores en la Comuna de Mérida? Allá los salarios son superiores. Los cuatro diputados de Morena tuvieron su momento de derrape cuando insinuaron que los salarios deberían aumentar de 35 mil a unos 70 mil morlacos, contantes y sonantes, además de todos los beneficios laborales ya mencionados. Pero una llamada posterior -¿AMLO?- los puso en su lugar. ¡No sean pen… itentes!

PRIMERA CAIDA.- Los diputados podrían abonar más a la austeridad republicana si llevaran sus propios alimentos y botanas en cómodos y prácticos envases “toper-wiro”.

SEGUNDA CAIDA.- También podrían seguir el ejemplo de la bancada mayoritaria de Morena en el Senado, al no encender en demasía los aires acondicionados, y a cambio traer desde sus casas miniventiladores comprados en el ex Chetumalito.

TERCERA CAIDA.- Ni modo, chatos y chatas: a seguir en sus carros, a comer gansitos y a viajar a los poblados de Mamita y Citilcum.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios