12 de Diciembre de 2017

Opinión

Se hace camino... al andar

Hoy te mencionaré cinco virtudes que debes aplicar en el camino de tu vida.

Compartir en Facebook Se hace camino... al andarCompartir en Twiiter Se hace camino... al andar

Este camino llamado vida cuenta con varias vertientes para poder finalizar nuestro tramo en ella de la manera que nosotros elijamos hacerlo. Cada quien es libre y decide lo que pretende cumplir en su vida profesional y personal. Mantener tus convicciones siempre será de vital importancia en el logro de tu objetivo final. Esto se parece mucho a la vida de un samurai que no conoce más nada que la conducta y ésta como se ve reflejada en el transcurso de su camino durante la vida que lo rige. Las virtudes de estos guerreros japoneses se llevaban al cabo de manera disciplinada y estricta, por lo que hoy te mencionaré cinco virtudes que debes aplicar en el camino de tu vida:

  1. Lealtad.- El camino elegido fue decisión tuya, por lo que permanecer leal y fiel a tus ideas y formas de pensamiento es de extrema importancia. La congruencia en tus palabras, respaldadas por tus acciones. Tu responsabilidad es ejemplo para los demás.
  2. Honestidad.- Sin importar el momento, la honestidad siempre formará parte de tu honor, de tu palabra empeñada, de la confianza con que la gente te siga y crea en ti. Nada te dará mayor tranquilidad que ser de esta manera. La mentira no tiene cabida.
  3. Bondad.- La gente te respetará siempre, dependiendo de cómo tratas a los demás. Las personas se fijan de este detalle al momento de evaluar qué tipo de ser eres. Tu calidad humana será percibida en virtud de tu desempeño hacia los demás.
  4. Justicia.- Al ser una persona justa, procura que suceda lo que tenga que suceder. Y no te hablo de lo que la justicia es en general, sino de lo que significa para ti como persona. Podrás buscar relaciones de ganar-ganar, pero sólo existe lo correcto y lo incorrecto. Nada a medias.
  5. Responsabilidad social.- Ayudar a nuestro prójimo, aportar algo a la sociedad y cooperar con lo que podamos define también lo que queremos compartir y lo que estamos dispuestos a realizar por nuestros semejantes. No se trata de ayudar al que lo pida, sino también al que no lo pida.

Una vez que definas tu camino, síguelo sin detenerte, a menos que lo creas necesario para tomar energía y siempre seguir hacia adelante. Ten la honorabilidad de dejar algo de ti en este mundo, ya sea material o espiritual. Cumple tu meta y marca tu vida.M

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios