19 de Octubre de 2018

Opinión

"Desde el Zócalo en manos indias"

Del 1 al 10 de septiembre, los indígenas migrantes de la CDMX tomaron por asalto organizado el recién remodelado zócalo emblemático de nuestra nación.

Compartir en Facebook "Desde el Zócalo en manos indias"Compartir en Twiiter "Desde el Zócalo en manos indias"

Del 1 al 10 de septiembre, los indígenas migrantes de la CDMX tomaron por asalto organizado el recién remodelado zócalo emblemático de nuestra nación. Este lugar, el Xocén del país, luce espléndido, la vitalidad de la multiculturalidad es manifiesta, cientos de personas ataviadas con los trajes de sus naciones étnicas pululan organizando las concesiones otorgadas por el gobierno actual del ya fenecido Distrito Federal. Hoy me siento revitalizada en mis orígenes, me baño de ese sentimiento que me da saberme parte de una estirpe no siempre reconocida en mi terruño, se trata de la IV Fiesta de las Culturas Indígenas, Pueblos y Barrios Originarios de la Ciudad de México, donde Chile es el país invitado y los indígenas de la región maya peninsular tienen asiento de respeto.

Asisto a este evento como parte de mi retribución social por mi pertenencia al Sistema Nacional de Creadores de Artes de Sedeculta; hoy por la mañana estaré charlando con mujeres indígenas sobre los derechos de género, escucharé acusaciones sobre violaciones a sus derechos elementales, la marginación, la vulnerabilidad, los abusos y otras patologías sociales producto de la dinámica del poder y del machismo acendrado en las venas de esta sociedad; por la tarde de este mismo día, trabajaré en un interesante coloquio con intelectuales y académicos indígenas enlazados bajo el contexto inquisitivo ¿Cuál es nuestro camino? El tema me deja dudas, porque siento que no estamos perdidos en la ruta de nuestra reivindicación, pero estoy segura que intercambiar ideas con nuestros sabios nos dará luces sobre nuestro futuro.

Tengo que saludar con palmas este evento, único en el territorio nacional, que tiene como objetivo la visibilización de las poblaciones indígenas que habitan en esta megalópolis; durante estos diez días, en este ombligo territorial, poesía, danza, música, oralidad, literatura, videos, conferencias, ponencias y charlas estarán presentes, además de las muestras gastronómicas, la medicina tradicional basada en la herbolaria, las artesanías y otras manifestaciones culturales como los afamados elíxires etílicos: pox, tesgüinos, mezcales, bacanora, sotol o pulque.

Todo en esta Feria ha sido planeado con pulcritud, lo que se expende está catalogado bajo el concepto de representatividad cultural, entendiendo esto como los rasgos que identifican a una comunidad o un pueblo en la realización de un producto que procede de nichos ecológicos específicos. Esto, me dice uno de los responsables del evento, evita que se convierta en un simple tianguis.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios