17 de Octubre de 2018

Opinión

Fuego amigo

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Fuego amigoCompartir en Twiiter Fuego amigo

Durante dos años, cada vez que ha sido oportuno, pondero por este medio el buen trabajo de nuestra policía.

Felicito cordialmente al secretario de Seguridad Pública, Sr. Luis Felipe Saidén, por su brillante labor y su muy probable ratificación en el puesto, pues mantiene con su corporación a nuestro Estado al margen de la delincuencia. Situación que disfrutamos los habitantes de Yucatán, especialmente en la ciudad de Mérida.

Pero tengo que señalar en esta ocasión que el índice de muertos en accidentes de tránsito tiene mucho que ver con la deficiente labor que desarrolla la corporación en el área de tránsito. No están cumpliendo con su trabajo, que es, entre otras cosas, cuidar que se acate el reglamento en vigor por parte de los conductores. El resultado de ese descuido es ya conocido.

Detienen, amonestan y multan al conductor que no lleve puesto el cinturón, pero dejan circular por vías rápidas, excediendo los límites de velocidad, vehículos con pasajeros en sus áreas para carga. Igual proceden deteniendo vehículos en cuyo asiento delantero viaje un menor, pero toleran irresponsablemente que en una motocicleta viajen dos adultos y llevando con ellos a uno o dos menores.

Me pregunto si los niños que viajan en los coches son más valiosos que los que van en las motos y por eso los cuidan más. No pueden tomar en cuenta el ya antiguo tema de USOS y COSTUMBRES cuando hasta los más modestos trabajadores de la construcción USAN celulares y tienen por COSTUMBRE beber refrescos de cola. Sé de muy buenas fuentes de la calidad humana que distingue a nuestro secretario de Seguridad, por eso creo que tantas muertes que pudieron evitarse deben tenerlo muy preocupado.

Entre otras cosas, considero de capital interés aclarar la muerte de una niña de 11 años, declarada como suicidio.

Es conveniente cerrar filas con los equipos de gobernantes elegidos por las mayorías, en vez de estar buscando el negrito en el arroz. Bastante difícil está la situación mundial que amenaza guerra como para no cerrar filas y estar unidos en estos momentos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios