18 de Diciembre de 2018

Opinión

Merezcamos el calificativo de seres humanos

Hicimos un llamado a las autoridades estatales, municipales y a la sociedad en general para ponerle un alto a la violencia de género que lastima a niñas y mujeres y por ende a todo Yucatán

Compartir en Facebook Merezcamos el calificativo de seres humanosCompartir en Twiiter Merezcamos el calificativo de seres humanos

La reciente agresión que sufrió una joven mujer a manos de un hombre ha puesto los focos rojos en este mes, máxime que el 25 se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El pasado día 9, organizaciones de la sociedad civil y la Comisión de Derechos Humanos nos pronunciamos para exigir se castigue al agresor conforme a derecho e hicimos un llamado a las autoridades estatales, municipales y a la sociedad en general para ponerle un alto a la violencia de género que lastima a niñas y mujeres y por ende a todo Yucatán.

En esa actividad estuvieron también los consejeros de la Codhey, ONU Mujeres en México y organizaciones de la sociedad civil.

Se dice fácil hacer el llamado para evitar la violencia de género, pero la pregunta obligada sería: ¿Cómo podemos contribuir todas y todos para dejar atrás la sombra de ese flagelo?

A las autoridades de cualquier nivel les corresponde el cabal ejercicio de la ley; a las organizaciones de la sociedad civil y a los organismos de derechos humanos vigilar que ese ejercicio de la ley sea aplicado con el espíritu de justicia que debe de imperar para la aplicación de los ordenamientos legales, locales, nacionales o internacionales.

¿Cómo le compete a nuestra sociedad aportar para abatir este flagelo que cada día crece más y más?

Simplemente aplicando los valores que caracterizan a los seres humanos de bien para desterrar de una vez y para siempre los antivalores que aplicamos equivocadamente cuando intentamos imponer nuestra razón, nuestro poder.

Para lograr desterrar esa violencia de género hemos de comenzar primeramente en el seno familiar, educar sin violencia, sin autoritarismos, para que niños y niñas aprendan, con el buen ejemplo. Todos los seres humanos podemos cometer yerros, pero la grandeza de esos seres humanos está no solo en corregir los errores cometidos, sino en prevenirlos.

Evitemos los roles de género que estereotipan a mujeres y hombres. Seamos mejores personas y merezcamos adecuadamente el calificativo de seres humanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios