13 de Diciembre de 2018

Opinión

Idénticos

La semana pasada los partidos políticos definieron el método de selección de sus candidatos.

Compartir en Facebook IdénticosCompartir en Twiiter Idénticos

La semana pasada los partidos políticos definieron el método de selección de sus candidatos, federales: presidente de la República, senadores y diputados, y estatales: gobernador del Estado, presidentes municipales y diputados locales. Sobre estos procesos, tienen razón los que proclaman la unidad como un prerrequisito para iniciar bien la contienda, porque parece claro que el partido que da muestras de división lleva las de perder.

No obstante que ésta representa tan sólo la primera etapa de la disputa electoral, puede tener una influencia definitiva en el desempeño de la tarea proselitista de los institutos políticos para convencer a la gente para que los respalde con su voto.

Así que, privilegiando la unidad, los partidos pueden echar mano de alguno de sus métodos estatutarios para definir sus candidaturas, aunque cada uno de ellos pueda ubicarse en una diferente escala conforme a los requisitos que corresponden a los procesos democráticos, lo que en síntesis depende de cuántas personas participan en el proceso, siendo el más democrático la consulta abierta a la sociedad y la designación de la directiva partidista el menos democrático, pasando por la consulta a los miembros del partido, como las “primarias”, y la convención de delegados.

Y aquí hay que destacar que la legalidad no debe confundirse con la democracia y que la formalidad no imposibilita la influencia de los factores reales en el ejercicio del poder.

Por ejemplo, si vemos el proceso de selección del candidato de Morena para la Ciudad de México, donde Claudia Sheinbaum le ganó a Ricardo Monreal, formalmente el método fue la encuesta, pero, dado que fue elaborada por una comisión del mismo partido, se asume que la designación fue realizada por la directiva de Morena encabezada por AMLO.

En este contexto, el PAN yucateco decidió que tanto los candidatos a gobernador del Estado como a senadores y diputados federales sean por designación de la Directiva Nacional, encabezada por Ricardo Anaya. Es decir que no tiene escrúpulos para entregarle todo el poder al futuro candidato frentista.

Así los del PAN de hoy, al reconocer explícitamente que utilizarán el mismo método que el que Morena usa implícitamente: la designación del caudillo, han demostrado que tienen razón los que dicen que si los extremos se unen es porque son idénticos.

Candidato.- Lo vi en una entrevista, en el programa televisivo de Efrén, y me pareció que, dado que lo que se pretende es la preservación de la dinámica económica del gobierno de Rolando Zapata para el próximo sexenio, su secretario de Fomento Económico, Ernesto Herrera Novelo, puede ser un buen candidato para puestos de elección popular, incluso el de la Presidencia Municipal de Mérida.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios