10 de Diciembre de 2017

Opinión

Cómo sería mi vida

Bien dice el profeta: 'Perdona para que se te perdone, y olvida para que se te olvide'.

Compartir en Facebook Cómo sería mi vidaCompartir en Twiiter Cómo sería mi vida

“Cómo sería mi vida si aprendiera a perdonar. Sé que el que acepta gana y el que perdona sana, pero yo, no he aprendido ni a aceptar y ni a perdonar. Por eso mi vida es un infierno”. La frase anterior la decía un “amigo”, que está pasando por un periodo de depresión, angustia y soledad y en eso radica su problema, en que no quiere perdonar y sanar. Porque el perdón es un bálsamo a las penas del alma y una terapia espiritual para nuestra vida. Bien dice el profeta: “Perdona para que se te perdone, y olvida para que se te olvide”.

“Cómo sería mi vida si pudiese tomar las cosas con más calma”. La vida no puede darme gozo y paz; depende de mí tenerlos. La vida sólo me da tiempo y espacio; depende de mí llenarlos. Hay que vivir cada situación de nuestra vida con mente positiva, y cuidar que nuestros pensamientos sean positivos; porque nadie nos puede lastimar con mas ferocidad, que nuestros pensamientos negativos.

“Cómo sería mi vida si pudiera reducir mi estrés”. Las manifestaciones de la persona estresada son manos sudadas y frías, tensión muscular, dolores lumbares, insomnio, mareos, falta de memoria, cansancio, desinterés por el trabajo, hipertensión arterial y gastritis, etc. Podemos vencer el estrés con la relajación, la reformulación y la aceptación de cada suceso de nuestra vida y poner un orden en nuestros valores, eso es, poner en primer lugar a Dios, en segundo a la familia, y en tercer lugar, nuestro trabajo.

“Cómo seria mi vida si lograra aceptarme y amarme”. Es una de las palabras más difíciles para el ser humano...¡aceptarse!. Aceptar la realidad de los años que tenemos, aceptar la situación económica por la que estamos pasando, aceptar a la pareja y a los hijos, etc. Esa es la realidad, no nos aceptamos ni aceptamos a los demás. Y respecto amarnos, no sabemos amaramos. Si se buscara una persona que nos lastimara, nadie lo puede hacer tan bien como lo hacemos nosotros mismos. No nos amamos y no dejamos que los demás nos amen.

“Cómo sería mi vida si pudiera confiar en un Dios que me ama y me protege”. Dejar de ser víctima de los problemas y volverme actor de mi propia vida. Agradecer a Dios cada mañana por el milagro de la vida y no tener miedo de mis propios sentimientos. Tengo que besar a mis hijos, mimar a mis padres y tener momentos alegres con los amigos, aunque ellos no me comprendan.

“Cómo sería mi vida... si usara el dolor para aniquilar el placer”. Si usara los obstáculos para abrir las ventanas de la inteligencia, y no desistir jamás de mis ilusiones, anhelos y esperanzas. Tengo que aprender a no ignorar, lastimar y dañar a las personas que amo.

Sí, ¡mi vida sería fantástica!. Tengo que recordar que mi vida es la mayor de mis empresas en este mundo y sólo yo puedo lograr la felicidad con la ayuda de Dios, porque ¡Dios y yo, somos mayoría!m

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios