23 de Octubre de 2018

Opinión

"Injusta marginación"

Todos merecemos que nuestros derechos sean reconocidos y tomados en cuenta.

Compartir en Facebook "Injusta marginación"Compartir en Twiiter "Injusta marginación"

Tu amiga(o) gay ¿es el hombre o la mujer? ¿Es marimacha? ¿Se van a casar? ¡Qué bueno que se van a otro país, ahí sí está bien visto! –así cuchicheaban unas compañeras de la universidad que desayunaban al lado de nosotros (Roberto y yo).

-Ay, Jessi, me da retortijón cada vez que escucho esos prejuicios, porque eso son señalamientos sin comprensión -decía Roberto con enojo y por obvias razones entre dientes.

Qué injusta realidad. Todo se inicia por la incomprensión. Tal parece que el tormento para la comunidad LGBTTI (lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti e intersexual) no cesa.

En cualquier parte del país, representa una gran dificultad la aceptación de estas personas. El desprecio, rechazo y discriminación dan paso a la violencia psicológica y física. Barreras que nos impiden alcanzar una cultura igualitaria.

A pesar de que se han realizado acciones de concienciación en México desde 1979, comenzando con la Primera Marcha Lésbica-Homosexual, tal parece que estos esfuerzos no han sido suficientes. Sin embargo, no hay que quitar el dedo del renglón.

Existen “abogadas(os)”, “médicas(os)”, “ingenieras(os)”, “pilotos”, “aeromozas”, “directivos de empresas” y más, que temen ser despedidos del trabajo o enfrentarse al ataque homofóbico por dar a conocer que tienen una orientación sexual diferente a la de hombre-mujer. Sin embargo, ante esto me dispuse a investigar cómo se encuentran en cifras, cuál es la situación económica, de salud, vivienda, jurídica, etc.

No encontré más que estimaciones. Un dato que puede ser un factor importante en la lucha por la igualdad es el proporcionado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en 2010, donde señala que en México existen 129 mil hogares compuestos por parejas del mismo sexo.

Dicho lo anterior, apenas en el pasado mes de julio, la Comisión Permanente solicitó que se incluyan cuestionarios para la comunidad lésbico-gay en los censos que realiza.

Todos merecemos que nuestros derechos sean reconocidos y tomados en cuenta. Las cifras solamente nos mostrarán en números la situación actual, pero la realidad es que a diario una expresión como “la loca” puede afectar con gran impacto a la persona y a toda la sociedad.

Haz el cambio, infórmate.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios