10 de Diciembre de 2018

Opinión

Justicia mercantil, en un huracán de cambios

Una de las materias en el ámbito de la justicia que ha venido cambiando de forma dramática es la materia mercantil.

Compartir en Facebook Justicia mercantil, en un huracán de cambiosCompartir en Twiiter Justicia mercantil, en un huracán de cambios

Una de las materias en el ámbito de la justicia que ha venido cambiando de forma dramática es la materia mercantil, la que se refiere a la resolución de asuntos monetarios, es decir, litigios en los que se reclama una cantidad de dinero y cuya regulación principal es el Código de Comercio.

En Yucatán ya se implantó la oralidad en materia penal para casos de cuantía menor de $593,712.73, que no sean de tramitación especial o cuantía indeterminada. Sin embargo, el próximo año se espera un reto mayúsculo dado que la cuantía para el desahogo en el sistema oral sube a $1.000,000, lo cual implicará, evidentemente, mayor número de casos y por ende más necesidades en cuanto a recursos materiales y humanos, ya que en Yucatán sólo hay tres jueces para el sistema oral mercantil.

En los juicios orales mercantiles el desahogo de pruebas es de viva voz ante el juez y también aplican otros principios, como la publicidad, esto es, que las audiencias sean públicas; la inmediación, es decir, que sea el juez quien directamente presencie el desahogo de las pruebas; el equilibrio procesal, esto es, que ambas partes, tanto el “actor” como el demandado, tengan las mismas oportunidades en el juicio, y la contradicción, entendida como la oportunidad de debatir sobre las pruebas aportadas.
En el juicio oral mercantil es determinante contar con una teoría del caso, es decir, una versión de cómo sucedieron los hechos y aportar en el juicio las pruebas necesarias para sostener esos dichos ante el juzgador, quien debe hacerse un dibujo claro, creíble, pero sobre todo comprobado de éstos, para poder decidir en la segunda etapa del proceso, precisamente la probatoria y conclusiva. No hay que olvidar que tanto la fase de presentación de la demanda como la de ejecución de la sentencia son escritas. Los juicios orales mercantiles son irrecurribles, es decir, no procede recurso ordinario alguno en contra de la resolución presentada.

La OCDE tiene como un indicador importante para medir la facilidad de hacer negocios en México la eficiencia del sistema de justicia mercantil y publica cada año el ya famoso reporte “Doing Business”, para medir qué tan lenta y compleja es la justicia mercantil. Sin embargo, muy poco se podrá avanzar a nivel país y estado sin los recursos suficientes, sobre todo en 2018, cuando el número de casos suba de forma importante.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios