17 de Agosto de 2018

Opinión

Violencia contra las mujeres y creencias sociales

El poder de la pluma

Compartir en Facebook Violencia contra las mujeres y creencias socialesCompartir en Twiiter Violencia contra las mujeres y creencias sociales

La violencia de pareja es la forma más común de ataque contra las mujeres. Casi la mitad (47%) de todas las víctimas femeninas de violencia en el mundo en 2012 fueron asesinadas por sus esposos, compañeros íntimos o familiares, en comparación con menos de 6% de hombres, según estudios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Además, muchas dependen económicamente de su agresor y no denuncian por temor a represión por parte de éstos, con quienes la mayoría de las veces comparten un domicilio.

Lo anterior explica por qué, en un contexto de violencia generalizada en América, con tasas históricamente mayores, incluso cinco a ocho veces que las de Europa y Asia, la violencia contra las mujeres es un tema que amerita trato y políticas públicas diferentes de los que se aplican a la violencia común.

Naciones Unidas define la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia de género que resulte, o pueda tener como resultado un daño físico, sexual o psicológico…, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la privada”.

Además de ser una violación a derechos humanos, la violencia que afecta a las mujeres es un problema grave de salud física y mental que tiene repercusiones económicas y sociales de largo alcance y se da en un contexto de violencia intrafamiliar donde también son afectados los menores de edad.

La violencia sexual, que sigue prevaleciendo mayormente en mujeres, tiene al mundo en alerta, ya que, según la OPS, una de cada cinco ha sufrido abusos sexuales en la infancia y una de cada tres ha sido víctima de violencia física o sexual por su pareja.

La OPS y la Organización Mundial de la Salud (OMS) dan algo de luz sobre las normas y creencias sociales que apoyan la violencia contra la mujer en nuestras sociedades: “El hombre tiene derecho a imponer su dominio sobre una mujer”; “el hombre tiene derecho a castigar físicamente a una mujer por su comportamiento ´incorrecto´”; “la violencia física es una manera aceptable de resolver el conflicto en una relación”; “las relaciones sexuales son un derecho del hombre en el matrimonio”; “hay veces en las que una mujer merece ser golpeada”...
En México, apunta el INEGI, la violencia contra la mujer es un patrón altamente extendido: 6 de cada 10 de 15 años y más han experimentado al menos un acto de violencia de algún tipo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios