18 de Diciembre de 2017

Opinión

Aviadora

¿Cobrar sin trabajar es un arte? Para algunos sí: son capaces de modelar así su futuro...

Compartir en Facebook AviadoraCompartir en Twiiter Aviadora

En casi romántica tertulia, la columna Viernes Cultural y El Transcriptor beben espresso doble, en sendas tazas de porcelana china, faltaba más, repasan la información periodística, y, de pronto, la querida de los viernes se atraganta, casi se asfixia, al leer las declaraciones del secretario de la SEP:

”Que a mediados de año se concluirá la auditoria a la nómina magisterial, para que todas las plazas docentes que se pagan estén en las escuelas o en actividades educativas. Esto permitirá poner orden y transparencia en el desorden de años en el manejo de plazas”.

¡Uay, uay, uay! Angustiada, acongojada se pregunta: ¿Se acabaron las merecidísimas vacaciones magisteriales de algunos próceres de la educación? ¿Tendré que trabajar ahora sí? ¿Dejaré, o me dejará, la nómina educativa? ¿Y mi comisión sindical, qué?

Víctor Caballero, ay, ¡se acaba el mundo!

Cálmate, sosiégate, tranquila, dice el erotómano de su vida, no es ninguna tragedia ir a trabajar a la escuela, al contrario, ahí modelas el futuro social.

¡Qué futuro ni qué modelas ni qué carajo!

¡Yo quiero seguir siendo aviadora!, y agarra y se sube al cazahuracanes, todavía en Mérida, y se enfila a la búsqueda de la primera tormenta tropical que se le atraviese, con tal de no ir a dar clases…

De nada… Saludos…

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios