20 de Septiembre de 2018

Yucatán

Las cinco hermanas que Salvador Alvarado trajo a Yucatán

Con diversas actividades recuerdan el legado del general revolucionario a su paso por el estado.

Salvador Alvarado impulsó en Yucatán leyes agrarias que permitieron el reparto de la tierra. (SIPSE/Archivo)
Salvador Alvarado impulsó en Yucatán leyes agrarias que permitieron el reparto de la tierra. (SIPSE/Archivo)
Compartir en Facebook Las cinco hermanas que Salvador Alvarado trajo a YucatánCompartir en Twiiter Las cinco hermanas que Salvador Alvarado trajo a Yucatán

Agencias
MÉRIDA, Yuc.- Con mesas panel, conferencias magistrales, presentación de libros alusivos al tema, coloquios, exposiciones fotográficas o ciclos de cine, se celebra el centenario de la llegada del general revolucionario Salvador Alvarado a Yucatán.

El director del Archivo General del Estado (AGEY), Iván Batún Alpuche, presentó las actividades conmemorativas que recuerdan la entrada triunfal del carrancista el 19 de marzo de 1915, tras librar la única batalla con militares sublevados.

Entre las actividades concretas destacan los festejos por el centenario de la expedición de la Ley de enseñanza rural; 100 años del primer congreso pedagógico en Yucatán; el centenario de la instalación de la Casa del Obrero Mundial o los 70 años de la fundación del Archivo General del Estado, entre otros, de acuerdo con información de Notimex.

También se desarrollarán mesas panel como "Las cinco hermanas: las leyes Agraria, de Hacienda, del Trabajo, del Catastro y la ley orgánica de los municipios; también está la mesa denominada "La lucha feminista en Yucatán 1916-1924", entre otras.

En su intervención, el presidente del comité de actividades y secretario de la Cultura y las Artes de Yucatán, Roger Metri Duarte, expuso que Salvador Alvarado (1880-1924) fue "un hombre que se atrevió dejar en su armario su traje de militar, y poner el alma transformadora de librepensador, revolucionario, que se adelantó a su tiempo".

"Los derechos de la mujer, los cambios legislativos, los avances en educación, la creación de escuelas, las bases de la universidad y los literatos del siglo XX y su liberalismo, le llevó a transmutar las unidades productivas que formaban la base socioeconómica de su tiempo que nos permitió mirar por vez primera la urbanidad".

"Vale la pena analizar no sólo el impacto que ha tenido y tiene en el Yucatán del presente, sino la influencia que tuvo en México y el mundo, un mundo necesitado de revaloraciones que nos den unidad y cohesión", indicó.

Una sociedad mejor

Así las cosas, la justicia social sigue siendo, como los derechos humanos, la discriminación, la opresión de los más débiles, la competencia desmedida, y las prisas que nos ocupan tanto en el siglo XXI, sin dejar a un lado la consolidación de las instituciones públicas y privadas que en sus ámbitos coadyuven a una mejor sociedad.

Salvador Alvarado, apuntó, era un estadista, pero también un hombre, y llevaba como todos nosotros una misión a cuestas. Es importante conocerla y conocer su entorno para que las nuevas generaciones encuentren una realidad mejor considerada.

La misión cumplida siempre generará dudas, porque toda obra del hombre es inconclusa ante el enorme destino que tenemos. Pero es una base y una aportación, y en algunos casos como el personaje que nos ocupa, es una obra que transformó y sigue transformando a la sociedad. No en balde es motivo de estudio en varias universidades del mundo.

"Que se muevan las conciencias. Es una gran oportunidad para que los dolores físicos y morales de nuestra sociedad tengan visos de solución. Porque me pregunto, tal vez como hace cien años se preguntó Salvador Alvarado, quién no quiere un mundo mejor", finalizó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios