22 de Octubre de 2018

Yucatán

Comprar un barco, un compromiso de cuidado

David Conde Gamboa, director de Mimsa, explica las implicaciones que conlleva al adquirir una embarcación.

En la imagen una embarcación que atraca en una Marina en la costa yucateca. (Milenio Novedades)
En la imagen una embarcación que atraca en una Marina en la costa yucateca. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Comprar un barco, un compromiso de cuidadoCompartir en Twiiter Comprar un barco, un compromiso de cuidado

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- Las vacaciones de verano son sinónimo, para muchos, de temporada de sol, arena y mar, lo que implica en algunas familias semanas en la costa y el deseo de pasear o salir a pescar. 

Las embarcaciones se pueden rentar en las marinas, pero para aquellos que desean tener su propio vehículo deben tomar algunas consideraciones de cuidado y seguridad para que la experiencia sea placentera, y su barco no se convierta en una carga.

David Conde Gamboa, director de  Mimsa, astillero, varadero, accesorios marinos y de buceo, explica las implicaciones de tener una embarcación. 

Regla de oro

No compre lo que pueda pagar, sino lo que pueda mantener. Es un vehículo más en casa que requiere cuidados igual que el auto familiar. Es una responsabilidad.

Para no arrepentirse

Antes de comprar alquile el mismo modelo de barco que desea comprar para no tener que arrepentirse después de una elección equivocada y decídase por una marca que tenga un buen servicio técnico.

Seguridad

Es indispensable, independientemente del modelo, contar con las medidas de seguridad fundamentales: salvavidas, flotadores, radio, GPS, celular, botiquín y anclas. 

Decisión meditada

La compra de una embarcación de recreo debe ser una decisión bien pensada. Hay que considerar, además del presupuesto para la adquisición del barco y otro para su equipamiento, una cantidad para los gastos anuales que van más o menos en el orden del diez por ciento de la inversión realizada para hacer frente a los costos de amarre, seguro, varada, mantenimiento y reposición de baterías, velas, defensas, etcétera.

¿Vela o motor? 

Las diferencias entre un tipo de navegación y otro son grandes. Por un lado, el motor es una navegación más sencilla en cuanto a las maniobras, pero el gasto en cuanto a combustible es el precio a pagar por su mayor velocidad. 

La vela requiere más preparación y práctica de la tripulación, depende en gran medida de las condiciones meteorológicas y su mantenimiento es más complejo al contar no sólo con el motor sino con todo el mecanismo. 

La navegación a vela es más silenciosa y aporta una sensación de calma y tranquilidad. Si se decide por un barco a motor, la elección dependerá del uso que quiera hacer de la misma: Pesca, paseo, buceo, etc. 

Si es de segunda mano

No escatime en gastar algo de dinero en un peritaje por un profesional independiente. La inversión que va a realizar lo justifica con creces, porque su seguridad  y la de y sus tripulantes no tiene precio. Además las piezas de reparación pueden costar más caras que la misma embarcación.

Ubicación

Primero, tenga en cuenta su ubicación. Si tiene posibilidad de desplazarse y puede tener su barco a cierta distancia del lugar donde reside, tendrá más opciones y deberá estudiarlas todas. 

No se deje llevar. Si no puede acceder con facilidad al lugar donde atracará su barco, seguramente no le dará mucho uso al final. Intente subir a su barco y salir a la mar con poco tiempo de aviso previo. 

Uso de la embarcación

Asegúrese de tener claro para qué va a usar su barco nuevo antes de plantearse la compra. Piense si lo quiere para pescar, navegar, ir de paseo o simplemente para desplazarse de un punto a otro, para esquí acuático o sólo para divertirse en familia, con amigos, compañeros del trabajo… Seguramente quiere un barco que pueda usar en distintas ocasiones, entonces vale la pena tomarse un tiempo para plantearse esta pregunta antes de adquirirlo.

Lugar especial

Al convertirse parte de los vehículos de la familia, debe considerar el espacio en casa donde lo tendrá o conseguir un espacio para atracarlo en una marina, donde pagará la renta por el tiempo que lo tenga allí.  También es preciso tomar en cuenta la adquisición de un remolque para transportarlo a la playa. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios