13 de Diciembre de 2017

Yucatán

'Duele despedirse de un ser querido'

Algunas compañías entregan a los dueños recuerdos de momentos de alegría compartidos con sus animalitos.

Rosy García Trejo habló sobre el duelo tras la muerte de una mascota. (Milenio Novedades)
Rosy García Trejo habló sobre el duelo tras la muerte de una mascota. (Milenio Novedades)
Compartir en Facebook 'Duele despedirse de un ser querido'Compartir en Twiiter 'Duele despedirse de un ser querido'

Cecilia Ricárdez/SIPSE
MÉRIDA, Yucatán.- “No encuentro la mejor forma de decirte adiós”, expresa una frase acompañada de la fotografía de un perro que fue incinerado, la cual se entrega a su dueño como recuerdo de aquellos años de alegrías compartidas.

Las despedida de un ser querido, como las mascotas, es un tema sensible para los prestadores de servicio de cremación, por lo que además de un certificado entregan una carta de condolencias o portarretratos con imágenes de la mascota en cuestión.

“La noticia de su muerte fue dolorosa, pero saber que su verdadero fin era el horno, conmocionó a una joven, quien luego de aceptar que incineraran a su perro se arrepintió minutos antes de que comenzaran a calentar el equipo, se aferró a la puerta y no dejaba proceder, tuvieron que esperar a que se tranquilizara para que se pudiera realizar el trabajo”, comentó Rosy García Trejo, responsable del área de administración de Sipe. 

Esta es una de las tantas historias de las que son testigos los encargados, quienes ven desfilar a familias completas que a manera de vigilia se quedan en la sala de espera a llorar a su querida mascota.  

“Tan amado, tan extrañado, lamentamos la pérdida de su mejor amigo”, expresa una carta de condolencias que emite Incipet, dedicada a la cremación de pequeñas especies, como un acto de acompañamiento del dolor de sus clientes. 

Ritos de despedida

Por su parte, Julio José Basulto Poot, afiliado a la Asociación de Médicos Veterinarios Especialistas en Pequeñas Especies de Yucatán, señaló que en su experiencia de trabajo con la comunidad extranjera ha sido testigo de servicios funerarios espirituales de mascotas. 

“En 14 años, me tocó conocer gente cuyos criterios religiosos tienen que ver con el respeto a los animales y asistí a ceremonias budistas en las que hacen ritos para despedir al animal, y luego se disponen para cremarlo”, relató.

“No se quedan con las cenizas porque consideran que ya no es necesario porque su alma ya pasó a otro nivel. También me piden que si está en etapa terminal el perro, que les hable claro y si no hay nada que hacer se lo llevan, para que dejen descansar al paciente para que pueda trascender”, abundó el médico.

Las formas de despedirse varían, pero el dolor es el mismo, aseguran los entrevistados, quienes indican que el servicio, a pesar de buscar la mayor practicidad para los clientes, es una labor de trabajo con emociones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios