20 de Noviembre de 2018

Yucatán

Cuaresma, temporada en que se disparan las alergias a mariscos

En esta época, el IMSS atiende en promedio a 90 pacientes a la semana que padecen reacción a algún alimento procedente del mar.

En Yucatán son comunes las alergias a los productos provenientes del mar. (Daniel Sandoval/Milenio Novedades)
En Yucatán son comunes las alergias a los productos provenientes del mar. (Daniel Sandoval/Milenio Novedades)
Compartir en Facebook Cuaresma, temporada en que se disparan las alergias a mariscosCompartir en Twiiter Cuaresma, temporada en que se disparan las alergias a mariscos

José Salazar/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Durante la temporada de Cuaresma se disparan los casos de malestares estomacales por alimentos como el pescado, los mariscos y los crustáceos, ya que al estar la entidad ubicada en una zona donde hay costa, se consume habitualmente este tipo de productos. 

En esta época, el IMSS atiende en promedio a 90 pacientes por semana que padecen alergias a algún alimento, muchos de ellos mariscos.

Las reacciones en el 75 por ciento de los casos suelen ser leves. Sin embargo, un 25 por ciento de ellos son más graves debido al alto contenido de histamina, sustancia a la que son intolerantes algunas personas.

“La alergia a los mariscos no es exactamente lo mismo que la alergia a los alimentos procedentes del mar. Este último tipo de alergia engloba tanto el pescado (por ejemplo, el atún o el bacalao) como el marisco (verbigracia, la langosta y la almeja)", explicó la alergóloga e inmunóloga clínica del IMSS, María del Socorro Tinajero Victorino.

"A pesar de que tanto el pescado como el marisco pertenecen a la categoría de alimentos de origen marino, son diferentes desde el punto de vista biológico. Por lo tanto, el pescado no desencadena reacciones alérgicas en aquellas personas que sólo son alérgicas al marisco”, dijo Tinajero Victorino.

“Hay algo que la gente no toma en cuenta; por ejemplo, con los mariscos, les hago énfasis a los pacientes alérgicos a los crustáceos que el pescado sí lo pueden comer, pero les digo que no lo consuman en restaurantes, ya que existe la transferencia, es decir, que a veces la gente que prepara el coctel, en el mismo sitio prepara el pescado, y se transfieren las proteínas entre esos productos”, advirtió. 

Los afectados presenten respiración silbante y dificultad para respirar, tos, ronquera, opresión de garganta, dolor estomacal, vómitos, diarrea, ojos llorosos, urticaria, ronchas rojas, inflamación y disminución de la tensión arterial, que puede provocar mareos e incluso la pérdida de la conciencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios