20 de Octubre de 2018

Opinión

Lo que descubrimos de nosotros

El temblor nos cambio, movió la tierra y movió también nuestras conciencias...

Compartir en Facebook Lo que descubrimos de nosotrosCompartir en Twiiter Lo que descubrimos de nosotros

El temblor nos cambio, movió la tierra y movió también nuestras conciencias. Nos movió de tal manera que ya no podremos volver a ser los mismos. De pronto nos dimos cuenta de que somos capaces de ayudar, que podemos cambiar al mundo con nuestra participación, y este poder no podemos olvidarlo fácilmente.

El temblor nos ayudó a encontrar el sentido de nuestra vida, ese sentido en el que nos damos cuenta que podemos hacer la diferencia, cuando entendemos que el mundo mejor que queremos no se lo podemos exigir al gobierno, a los políticos, a los empresarios. Ese mundo con el que soñamos, ese mundo que se hizo real por unos días, unidos en la desgracia, ese mundo es posible si nosotros lo construimos poniendo cada quien nuestra participación personal.

Dice Eguenio Derbez en un video que “no le da miedo que vuelva a temblar, que lo que más miedo le da es que los mexicanos regresen a la indiferencia que nos caracteriza”. Hoy sabemos que somos un pueblo único, un pueblo que puede sentir la desgracia y la desesperación de nuestro prójimo y dejarlo todo para salir ayudar.

Cientos de Mexicanos se metieron en los escombros tratando de ayudar a otros que ni siquiera conocían. Hoy sabemos quiénes somos y de lo que somos capaces. Lo sabemos nosotros y se lo enseñamos al mundo. La imagen que hoy tienen de los mexicanos ya no es el hombre con el gran sombrero durmiendo junto a un nopal, hoy, saben todos la generosidad de los mexicanos, la valentía, la compasión y la solidaridad, hoy somos un pueblo diferente.

No siento miedo de que volvamos a ser los mismos, porque creo que una vez que conocemos la grandeza de nuestro espíritu ya no lo podremos olvidar. Pero no debemos tampoco perder el piso y olvidarnos de nuestras instituciones, de las reglas que nos rigen de nuestras autoridades. Que aunque no han estado a la altura del pueblo que representan tienen una función. Hoy sabemos que si participamos podemos cambiar el destino de nuestro país y de nuestro mundo.

Se acercan las elecciones y es el momento de mostrar la nueva fuerza que tenemos, los ciudadanos con conciencia deben salir a las urnas y votar por quien nos parezca el mejor. Podemos tener opiniones diferentes de quién será, pero sea quien sea se encontrará con un pueblo diferente, con un México capaz de dirigir su destino, un México que sabe que es capaz de reconstruirse desde sus cimientos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios