14 de Noviembre de 2018

Yucatán

'Desentierran' pueblo maya en Kanasín

Bautizada con el nombre de 'Xiol', la ciudad fue descubierta durante una exploración que realiza el INAH.

En el lugar los especialistas hallaron templos, adoratorios y fachadas con decoraciones prehispánicas. (José Acosta/SIPSE)
En el lugar los especialistas hallaron templos, adoratorios y fachadas con decoraciones prehispánicas. (José Acosta/SIPSE)
Compartir en Facebook 'Desentierran' pueblo maya en KanasínCompartir en Twiiter 'Desentierran' pueblo maya en Kanasín

Israel Cárdenas/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) descubrieron un sitio maya en el que se estima habitaron al menos cuatro mil personas.

El hallazgo se realizó al oriente de Mérida, entre los kilómetros 1 y 5 de la vía Mérida-Chetumal, donde los arqueólogos del INAH exploran.

En el lugar los especialistas hallaron templos, adoratorios y fachadas con decoraciones prehispánicas.

El sitio, en Kanasín, fue excavado a raíz del proyecto para la construcción de la nueva autopista Mérida-Chetumal, la cual pasará de dos a cuatro carriles.

El sitio data del Clásico Tardío-Clásico Terminal, de los años 800 ó 900 de nuestra era

El investigador y arqueólogo del INAH, Carlos Peraza Lope, dijo que se trata de un sitio que data del periodo Clásico Tardío-Clásico Terminal, de los años 800 ó 900 de nuestra era; aunque también se han registrado materiales cerámicos que datan de periodos anteriores, que van de desde el Periodo Preclásico hasta el Postclásico.

Lo anterior, explicó, indica que la zona tuvo una secuencia de ocupación muy larga, que abarcaría desde el año 500 antes de Cristo hasta la llegada de los españoles.

Peraza Lope agregó que el sitio fue bautizado como “Xiol”, ya que se ubica en los terrenos de una hacienda henequenera con ese nombre.

Indicó que ahí se encontraron vestigios de viviendas en donde los mayas vivieron, se hallaron metates, manos de metates, artefactos, herramientas, vasijas, construcciones de mampostería y cuentas de jade verde, entre otros.

Su labor inició el 3 de febrero de este año y trabajarán hasta finales de mayo en una extensión de 35 kilómetros junto a la carretera.

“En 'Xio'l hemos encontrado edificios importantes, desde pequeñas casas hasta áreas de actividad muy grandes, muchos artefactos que los mayas utilizaban en la vida diaria; ahí cocinaban y guardaban su comida; hemos hallado basamentos grandes, de dimensiones de entre 30 y 40 metros”, detalló.

“Los edificios, templos y adoratorios, son muy interesantes porque uno tiene fachada con decoración y se ubica a escasos 10 metros de la carretera, en el límite de donde se realizan las construcciones”, detalló.

Agregó que las piezas halladas están en proceso de estudio en un taller de la dependencia.

“Nueva ruta” 

La carretera Mérida-Chetumal, conocida en uno de sus tramos como la “Ruta de los conventos”, en breve conducirá también hacia un conjunto de ocho asentamientos mayas que serán explorados como parte de la modernización de esta vía que comunica a dos estados.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó ayer que este conjunto de ciudades inicia con el reciente descubrimiento de la ciudad de “Xiol”, continuará con los sitios de Tehuitz, Petectunich, Tepich, Acanceh, Tecoh, Telchaquillo, Hoal y culminará con Mayapán, en una extensión de 35 kilómetros, aproximadamente.

Después de “Xiol”, explicó la dependencia, han iniciado los trabajos de exploración en “Hoal”, que se ubica a dos kilómetros de la comisaría de Telchaquillo, sobre la carretera. Con base en los primeros reportes, ese sitio fue una pequeña población satélite de Mayapán, y es considerado uno de los sitios más al norte a donde llegó la dinastía de los Cocom.

Al respecto, el delegado del INAH en Yucatán, Eduardo López Calzada, detalló que “esto es producto de un programa de salvamentos que habitualmente desarrolla el Instituto en el Estado para ir de la mano con el desarrollo de la infraestructura, en este caso, de carreteras, pero también se ha visto en otros ámbitos, como la vivienda y electrificación”.

“Esta investigación proporciona datos importantes para que no presenten temas de abandono y se pierdan; el proyecto tiene ese objetivo fundamental y hay que tenerlo claro”, indicó.

López Calzada agregó que en la exploración de los primeros 35 kilómetros de la vía Mérida-Chetumal, el programa de obra pública se adecuará a las políticas de conservación del INAH para que permanezcan los vestigios históricos.

“Es un proyecto importante que va de Mérida a Chetumal; más adelante habrá otros sitios que puedan ser eventualmente afectados o modificados, ya que en esta entidad existen más de dos mil sitios arqueológicos”, precisó.

El funcionario dijo que conforme avancen los trabajos se determinarán cuántas son las que tienen condiciones de convertirse en zonas arqueológicas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios