23 de Septiembre de 2018

Yucatán

Desfalca para operar a su hijo, pero se va a un antro

Arrepentido, regresa a su centro de trabajo para devolver el dinero, del cual gastó 2 mil pesos con una mesera.

Marco Antonio Salazar Hernández, acusado de apoderarse 18 mil pesos de un Dunosusa. (Francisco Puerto/SIPSE)
Marco Antonio Salazar Hernández, acusado de apoderarse 18 mil pesos de un Dunosusa. (Francisco Puerto/SIPSE)
Compartir en Facebook Desfalca para operar a su hijo, pero se va a un antroCompartir en Twiiter Desfalca para operar a su hijo, pero se va a un antro

Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- El ahora excajero de la tienda Dunosusa del fraccionamiento La Herradura de Ciudad Caucel, Marco Antonio Salazar Hernández, reconoció que “nada más” se apoderó de 18 mil pesos de la caja fuerte del negocio, porque iban a operar a su hijo, y que se arrepintió después de ir a un centro nocturno donde gastó 2 mil pesos.

Ahora está en problemas y acusado de robo calificado que le imputa Joaquín Villalobos Canul, apoderado general de Proveedora del Panadero.

En su declaración preparatoria, en el juzgado de la causa, el indiciado involucró a su superior en el negocio, David Gonzalo Uicab Estrella, de quien dijo una semana antes se había “hecho un autopréstamo”.

Expuso que no se apoderó de los 25 mil 73 pesos que dicen que robó, sino de poco más de 18 mil pesos y que arrepentido devolvió 16 mil 140 pesos.

Relató que el 30 de abril, junto con su superior, cerró el local y ambos activaron las alarmas. Como estaba nervioso porque necesitaba 5 mil pesos para la operación de su hijo, más los gastos de recuperación, se desesperó.

Por eso fue que en la madrugada del día siguiente, aprovechando que tenía las llaves del establecimiento y conocía la clave de la caja fuerte, llegó, se apoderó del dinero y se dirigió de inmediato al centro nocturno “El Jabín”.

En este lugar se contactó con una mujer llamada 'Sheyla' y tomó unas copas con ella.

Con el paso del tiempo le entró el remordimiento y acudió a su centro de trabajo, donde ya estaba la Policía investigando el robo.

Al ver a los agentes no pudo más, confesó su hurto y devolvió el dinero que tenía.

Sobre el faltante monetario, Salazar Hernández señaló que su superior se apoderó de poco más de 6 mil pesos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios